La Juventus consiguió una victoria trascendental ante el Napoli en el Juventus Stadium. El equipo dirigido por Andrea Pirlo se llevó los tres puntos gracias a los goles de Cristiano Ronaldo y Paulo Dybala. Una victoria que precisamente la Vecchia Signora necesitaba como agua ya que estaba cerca de caer fuera del TOP-4 y estar en puestos de Europa League. Golpe de revés con su victoria al equipo partenopeo, el cual estaba igualado a puntos con los ‘bianconeri’.

Pero no solo fue una buena noticia por el resultado. Pirlo recuperó para la cita a un Paulo Dybala que no jugaba desde el pasado 10 de enero se lesionara en la rodilla. El argentino entró con mucha intensidad desde el banquillo y marcó un gol decisivo cuando el Napoli no paraba de atacar. El argentino recibió desde esa posición que más le gusta alrededor del área, controló y la puso al palo largo con un disparo letal. Por lo que volvió a sonreír Dybala tras celebrar el tanto con rabia, porque su equipo lo necesitaba, pero él también para volver a marcar tres meses después.