¿Qué le deparará el futuro a Gigi Buffon…? El portero italiano levantó anoche el trofeo de la Coppa Italia por sexta vez en su carrera. La primera en 1999 con el Parma, cuando su compañero de equipo era Enrico Chiesa, padre del goleador de la Juventus, Federico. «Antes del partido le dije a Buffon que había ganado muchos trofeos con mi padre [Enrico] y que era hora de ganar uno juntos… Lo hicimos y no puedo describir lo que siento. Entendemos la leyenda que es Buffon y lo echaremos de menos», bromeaba Chiesa tras el gol anotado.

Mientras, tras el partido, Gianluigi Buffon confirmaba que tiene la intención de seguir jugando después de ganar la Coppa Italia con la Juventus, pero necesita encontrar «alguien aún más loco que yo que imagina algo maravilloso, porque de eso se trata la vida». Esta fue probablemente su última aparición con la camiseta de los Bianconeri, y ciertamente contribuyó con algunas paradas en el primer tiempo durante la victoria por 1-2 sobre la Atalanta.

«Terminar así me enorgullece y me hace muy feliz, ya que pude compartir esta final victoriosa con mis compañeros de equipo y los aficionados, proporcionando la guinda del pastel», dijo Buffon a RAI Sport. “La afición, la gente de la Juve, mis compañeros y los directores siempre serán parte de mi vida. El final de esta relación no acaba con eso. Creo que di mucho cariño, profesionalidad y coraje por todo el mundo de la Juve. Estoy orgulloso de eso. Todas las cosas deben terminar. Tengo 43 años y a esta edad hay que tomar decisiones que pueden parecer impopulares, extrañas o incluso locas, pero llegué a los 43 así porque esa pequeña chispa de locura me permitió no poner límites y soñar en cada momento de mi vida, la vida».

Y añade: “Me siento feliz cuando puedo soñar y recargarme con nuevos horizontes, nuevos proyectos y nuevos retos. Puede que no gane, pero eso no es lo que me interesa. Nunca jugué para ganar trofeos, jugué para hacer viajes, para desafiarme a mí mismo… Esa es la esencia de mi existencia. Todavía necesito desafiarme a mí mismo, viajar y ver dónde están los límites de mi cuerpo, mi energía y mi esencia. Ya dije la semana pasada, no sé qué pasará… Incluso podría retirarme, ya que soy un hombre feliz, con una familia que amo. Sin embargo, si hay alguien aún más loco que yo que se pone en contacto conmigo e imagina algo aún más maravilloso, seguiré a esa persona, porque de eso se trata la vida».

Además, habla sobre las ofertas que recibió, aunque sin mencionar nombres: «Para ser honesto, tuve muchos contactos y estoy analizando las propuestas que recibí. El que considero el más emocionante, y cuando encuentre a alguien más loco que yo, lo seguiré. Recientemente recibí un mensaje de un director de un club que en términos de ambición, locura y emoción incluso me puede ganar”.

Pero… ¿Podría Buffon siquiera pensar en regresar a la selección de Italia para la Copa del Mundo de 2022 después de que no lograron clasificar en 2018? “Todavía me siento fuerte, así que si encuentro esa motivación para probar otra experiencia, seguiré adelante. Siento que sigo siendo un buen portero. Sigo sintiendo que soy Buffon, así que no quiero regalos. Si alguien piensa que sigo siendo competitivo, genial. Lo que quiero hacer es desafiarme a mí mismo. Me gustaría llegar a diciembre de 2022 y todavía sentirme lo suficientemente fuerte como para desempeñar mi papel, genial, pero si no me llaman, también está bien».