El culebrón inesperado del verano. Si no estamos en la última vuelta de la operación, digamos que hemos entrado en esa fase de la carrera en la que el posible final ya no se cuestiona. Romelu Lukaku tomó decididamente el camino a Londres, y ahora Lukaku está más cerca del Chelsea que del Inter. Así lo informa La Gazzetta dello Sport, que explica lo siguiente: El Inter transmitirá al Chelsea que si recibe una oferta de 130 millones de euros en efectivo (sin intercambios) por Lukaku, el trato podría cerrarse incluso esta misma semana.

El estado de la cuestión es el siguiente: los Blues han hecho una oferta al Inter por 90 millones de libras, al tipo de cambio de 105 millones de euros, más el traspaso de Marcos Alonso, valorado por los londinenses en otros 15: un total de 120 millones. La negativa de la empresa nerazzurri fue clara porque la propuesta aún dista mucho del valor que se le da actualmente al jugador.

Vale, pero ¿cuál es el precio correcto? El Chelsea pronto, quizás ya hoy declara La Gazzetta dello Sport, formulará una nueva oferta. El Inter quiere una propuesta de choque, no venden por menos de 130 millones de euros en efectivo: si la nueva estocada se acerca a esa cifra, el trato se cerrará en poco tiempo, quizás incluso a finales de esta semana. No hay cierre total en incluir a Marcos Alonso, también porque al Inter le gustó el español como parte de las charlas con el Chelsea por Hakimi. Pero obviamente será la base de efectivo lo que marcará la diferencia. 

En cuanto a la opinión de Lukaku, en cambio, el club de Abramovich está dispuesto a garantizar un sueldo base fijo de 12-13 millones, que con las bonificaciones llegará a los 15, una cifra muy superior a los 8,5 a los que tienen derecho esta temporada en Milán.

Pero… ¿Quién dio el primer paso? El Inter jura a La Gazzetta dello Sport que no quiere vender al jugador, nunca tuvo esa intención. El club de Zhang hubiera prescindido con más ganas de Lautaro, pero no han llegado y no llegarán ofertas concretas sobre el argentino (aparte del intercambio que propone el Arsenal con Lacazette, no aceptado), al menos no las cercanas al 80-90 que le gustaría a Marotta. No se han dado a conocer las situaciones ligadas a Sánchez, Vidal y Perisic, duros contratos de los que el Inter difícilmente podrá librarse de ahora hasta el final del mercado.

Sin embargo, el club de Zhang en los últimos meses había iniciado algunas conversaciones, a través de intermediarios, con el Manchester City por Lukaku, pero el belga luego se negó decididamente porque no tenía muchas ganas de volver a vivir en Manchester. La posición de Inzaghi también merece un énfasis. El entrenador ciertamente no puede estar contento con una posible venta de Romelu. Y al que el club tendrá que garantizar, además de sustitutos a la altura (hablamos de ello en otro lugar), una «protección» aún mayor para el resto de estrellas.