La Fiorentina consiguió ganar a la Atalanta en su estadio por 1-2, en Bérgamo, antes de su encuentro contra el Villarreal en Champions League. Los ‘viola’ vencieron a domicilio con una gran muestra del cambio que le ha dado Vincenzo Italiano al equipo en apenas dos meses. Un equipo directo, con toque y efectivo que lleva seis puntos de nueve posibles en este inicio.

La victoria fue en conjunto, más que nunca, pero el doblete fue de Dusan Vlahovic. Sí, ambos goles de penalti, pero perfectamente bien tirados. El serbio suma ya tres goles en tres partidos y asusta de cara a las próximas jornadas. Se está entonando y quiere pelear el premio de máximo goleador a los Immobile y compañía. Lo está demostrando.