Malas noticias para la Juventus. Muy malas, en realidad. Si bien ganaron en Champions hace unos días (0-3 en Malmö), han comenzado la temporada en la liga sin victorias tras 4 jornadas (algo que no sucedía desde 1961) y La Vecchia Signora se encuentra en puestos de descenso. El último resultado, el empate (1-1) ante el Milan en Turín.

Tras el partido, Allegri intentó dar una explicación de lo ocurrido en este inicio de curso:

«Estoy enojado por lo que pasó. En la segunda parte corrimos el riesgo de perder el partido… Perdimos la atención y la determinación. Aun así, creo que el equipo ha vuelto a dar un gran paso», explicaba en primera instancia, intentando ser positivo.

Y añadía: «¿El partido? La responsabilidad es mía por los cambios porque me equivoqué. Debería haber puesto más gente a la defensiva. Era importante tener un resultado positivo, una derrota nos hubiera alejado mucho de la pelea por el Scudetto».