Otra lesión para los rossoneri. La crisis de las lesiones del Milan se intensificó cuando Simon Kjaer se marchó cojeando durante el partido ante la Juventus por un problema muscular. Los rossoneri ya habían visitado el Allianz Stadium  de Turín sin seis jugadores por molestias, dejando atrás a Zlatan Ibrahimovic, Olivier Giroud, Davide Calabria, Tiemoué Bakayoko, Rade Krunic y Junior Messias.

Eso significaba que Kjaer no pudo descansar (era la primera idea de Pioli), y eso finalmente resultó perjudicial porque el internacional de Dinamarca se retiró con un problema muscular durante la primera mitad en el partido ante la Juventus. Pierre Kalulu entró en su primera aparición de la temporada, devolviendo a Tomori a la posición de defensa central.

Kjaer había descansado para la victoria por 2-0 sobre Lazio la semana pasada, pero jugó 90 minutos en el viaje a Anfield de la Liga de Campeones a Liverpool. Hubo preocupaciones de que Mike Maignan tampoco podría comenzar en la portería ante la Juventus, ya que se lastimó la muñeca izquierda durante la parada de penalti de Mohamed Salah en Anfield, pero pudo tomar los guantes y ser titular finalmente.