Noticia importante desde Italia. Y es que el alboroto en torno a la Juventus no ha disminuido con el paso de los días. Según informa La Gazzetta dello Sport, los fiscales que investigan el caso están dispuestos a convocar a Cristiano Ronaldo (o a sus agentes, en su defecto) a Turín para que aclare el asunto del «documento secreto», una frase que surgió en las escuchas interceptadas y que se refiere a los acuerdos entre el club y el astro portugués.

La historia gira en torno a un documento que según las autoridades preveía una compensación «oculta» al jugador, probablemente el pago oculto de la cuota salarial destinada oficialmente al recorte por la pandemia. En cualquier caso, es difícil que CR7 pueda presentarse en Turín, pero los fiscales podrían acudir a su agente y a la empresa que la gestiona, Gestifute, para poder resolver el misterio.

El documento en cuestión «no parece haber sido objeto de publicación y comunicación a los órganos competentes», y la impresión es que los fiscales esperaban tenerlo ya disponible, mientras que ahora se ven obligados a realizar una nueva búsqueda al no haberlo encontrado en los registros realizados.