Vuelven los rumores en torno a Paulo Dybala. El Inter se toma en serio la firma de la estrella de la Juventus, explica La Gazzetta dello Sport, y el CEO nerazzurro Beppe Marotta ha ideado un plan claro después de iniciar conversaciones con su agente.

El contrato del delantero argentino de 28 años expira con los bianconeri al final de esta temporada y su agente, Jorge Antún, se reunirá con el club el jueves de la próxima semana para discutir una posible renovación. El agente también podría hacer el viaje a Lombardía; hasta ahora, Antún y Marotta solo han hablado por teléfono, pero también podrían tener un encuentro cara a cara, explica el medio italiano.

Como informa La Gazzetta dello Sport, el Inter no puede permitirse el lujo de ofrecer tanto como la Juventus le hizo a Dybala antes de Navidad: 8 millones de euros netos por temporada más 2 millones de euros en bonus hasta 2026, pero todavía están interesados por fichar al jugador. Una oferta más baja de los bianconeri cambiaría las cosas, y de momento los nerazzurri parecen estar de enhorabuena porque esto va a ocurrir.

Tras las numerosas de Dybala, la Juventus no parece estar dispuesta a ofrecer más de 7 millones de euros netos más bonus por temporada y preferiría un contrato de 3 años, no de cuatro años. Antún (el agente de Dybala) escuchará esta propuesta además de tomarse el tiempo para hacer un balance de los pretendientes del delantero argentino. Además del Inter, Tottenham, Atlético de Madrid y Barcelona están interesados ​​en el ex jugador del Palermo.

El Inter necesita liberar algunos jugadores antes de poder cerrar el trato. Las salidas de Arturo Vidal y Matías Vecino, cuyos contratos se esperan liberar en verano, garantizarían un ahorro total de unos 16 millones de euros brutos por temporada. La posible venta de Lautaro Martínez también daría más margen de maniobra a los nerazzurri, aunque del argentino aun no se ha hablado para salir. Por ahora el Inter deberá esperar hasta el próximo jueves para ver cómo transcurre el encuentro de Dybala con la Juventus. Marotta está listo y quiere reencontrarse con el argentino una vez más, como lo hizo hace siete años en Turín.