La última derrota del Inter en Serie A ante el Bologna por 2-1 ha dolido mucho en el lado ‘nerazzurro’. Todo mientras alegraba a su máximo rival, al Milan. Y es que en un partido que parecía en la primera mitad favorable hacia el lado interista con un 0-1 a favor incluso, acabaría en catástrofe con la remontada llevada a cabo por Marko Arnautovic y Sansone.

Fue una derrota en la que hubo un señalado por encima de todos: Ionut Radu. El guardameta rumano cometió un error importante en el 2-1 y eso propició tanto la derrota del Inter como las lágrimas del guardameta. Lágrimas que hacen dudar ahora de darle minutos en un momento tan importante de la temporada. Todo mientras que Onana llegará a partir del 1 de julio y que Handanovic se está consolidando como uno de los porteros más imbatidos de la liga.

Por ello, según confirma Pasquale Guarro, periodista de ‘Calciomercato.com‘, Handanovic está apretando los dientes por estar en el Udinese-Inter, ha mejorado sus condiciones y ha desatado un cauto optimismo en el lado ‘nerazzurro’ con su recuperación. En caso de no estar disponible, Inzaghi tendrá que evaluar entre si apostar por Radu o su tercer guardameta, Alex Cordaz, de 39 años, pero con mucha experiencia en Serie A.

Además, el agente del propio Radu, que se viene mostrando desde hace tiempo crítico con las elecciones en la portería de Simone Inzaghi, ha salido a defender a su cliente. Esto dijo Oscar Damiani, agente de Radu, en ‘Tuttosport‘: «De los errores hay que crecer. Les pasó a Buffon y a Donnarumma. Obviamente era un partido importante contra el Bologna y afecta más. Pero alguien que nunca juega y sale en un partido decisivo, siente mucha presión sobre él«. Ya se ha anunciado en varios medios que Radu saldrá a final de temporada para dejar sitio a Onana.