Carta de agradecimiento para José Mourinho

«Hola José,

No sé muy bien cómo comenzar esta carta. Llevo días queriendo escribirte, desde que llegasteis a la final de la Conference League. Sin embargo, no he sabido plasmar en papel las emociones que sentía en aquel momento, me era muy difícil contar lo contento que estaba, lo feliz que me hacía que la Roma llegase a una final continental.

Ahora, ya han pasado unos días, estoy algo más calmado, pero sigo estando emocionado por esa final, cuento los días qué faltan para que llegue, como si fuera un niño pequeño, tachando los días en mi calendario mental.

Si yo estoy así, no quiero ni imaginar cómo estarán los romanistas en Roma y en Italia. Yo soy un forastero en esta fiesta, pero es lo bonito del fútbol, no te piden el carnet por alegrarte de un equipo ajeno.

Embed from Getty Images

Querido José, siempre te tendré cariño, a veces me miran raro cuando digo que eres uno de mis entrenadores preferidos. Sí, lo eres, y más cuando tuvimos una breve charla en Londres, cuando entrenabas al Chelsea, lo recuerdo como si fuera ayer. Seguramente, tú no lo recuerdas, no importa. Desde ese día, para mí fuiste y serás por siempre, mi Special One, por tu cercanía y tu sinceridad.

Por ello, cuando fichaste por la Roma, me llevé una enorme alegría. Un club como éste necesitaba de un entrenador como tú, de un proyecto a medio-largo plazo para volver a la élite del fútbol italiano y del fútbol europeo. En tu primera temporada, con la plantilla que has tenido, has asegurado otro año al club en Europa League y lo has llevado a la final de la primera Conference League de la historia, no veo un mejor entrenador para conseguir ese primer título que no seas tú.

Embed from Getty Images

Esta carta, es una epístola de gratitud, José, de dar gracias por hacer soñar a miles de personas con algo precioso, un título europeo para la Roma. Tus lagrimas el día de la vuelta de las semifinales eran de puro sentimiento, me llegó al corazón ver esas imágenes, muchos romanistas también lloraron de alegría.

Me despido de ti con un «hasta luego». Porque espero poder escribirte otra carta de agradecimiento por haber logrado un título.

Obrigado José!

Grazie mille José!

¡Gracias, José!».

Un texto de Juanjo Montero.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *