La Fiorentina está llena de ilusión. Tienen un proyecto ambicioso, tienen a uno de los mejores entrenadores de Italia y joven, rompió la temporada pasada un TOP-7 que parecía irrompible y jugará Conference League este año.

Pero no solo hay ilusión en Florencia por ello, sino también por su ‘killer’. Se marchó Dusan Vlahovic en el pasado mes de enero, algo que acabó doliendo a la parroquia florentina, pero pocos meses después ha conseguido a otro serbio para reemplazarle, a Luka Jovic.

Pues el ex delantero del Eintracht y que no triunfó en el Real Madrid, tardó tan solo treinta y cuatro minutos en poner su primer gol en el casillero. Controló en el área, se hizo espacio y marcó a la primera vuelta. Lo que ha despertado más ilusión aún en Florencia.