El Napoli tendrá otra noche de las grandes en el Diego Armando Maradona porque vuelve la Champions League dos años después a la ciudad partenopea. El invitado a dicha noche es el Liverpool de Jurgen Klopp e intentarán empezar con buen pie en el Grupo A ganando al máximo favorito.

Para el partido, Luciano Spalletti ha destacado cómo tiene que jugar su equipo de cara al partido: «El entusiasmo de estos chicos debe prevalecer sobre la preocupación de jugar este torneo. Jugaremos contra un ‘super-equipo’ pero tenemos que ser bravos sin alterar nuestra calidad«.

Posteriormente dio más claridad a las posibles bajas de Hirving Lozano y Victor Osimhen, aunque parece que ambos van a estar en el partido: «Lozano está disponible, ha hecho todo el entrenamiento. Osimhen ayer estaba fastidiado, no entrenó, hoy aparte, mañana por la mañana entrenará con el grupo y si la respuesta es positiva, podrá jugar. ¿Kvaratskhelia? Estamos contentos con él como hombre y jugador».

Y por último, el técnico del Napoli justificó por qué salió con cabestrillo a rueda de prensa, y es que fue operado el técnico este pasado lunes de una fractura de clavícula: «He tenido un incidente doméstico el domingo por la mañana, tengo una fractura de la clavícula, a las 16:00 me atendieron, a las 23:00 me operaron y a las 7:00 del día siguiente me dieron el alta. Está todo bien».