La Juventus no ha comenzado de la mejor manera la temporada. El equipo no está jugando bien, pero también es verdad que han llegado muchos fichajes y que hay una larga lista de lesionados. Uno de los que está arrastrando desde la temporada pasada es a Federico Chiesa, que tuvo una lesión grave del cruzado y apunta a volver a finales de este 2022.

Las sensaciones de Chiesa son buenas, ya no tiene dolor y ya entrena en el campo, pero de manera individual, aunque está previsto que se vaya sumando al resto de sus compañeros durante el mes de octubre y que pueda entrar en la convocatoria en los últimos partidos previos al Mundial 2022. Después, tras la Copa del Mundo, en diciembre-enero, estará al 100%.