Baja confirmada. Ciro Immobile se ha visto obligado a abandonar la concentración de Italia para el partido en Budapest el lunes. El delantero de la Lazio -que tampoco estuvo disponible en el partido ganado ante Inglaterra- se sometió este domingo por la mañana a pruebas clínicas e instrumentales en Milán que confirmaron su indisponibilidad para el partido contra Hungría. Un encuentro que decidirá quién va a la Final Four de la Nations League.

Immobile, sin embargo, llegó con el equipo al aeropuerto de Malpensa, donde en el vuelo procedente de Roma el grupo se reunió con Roberto Mancini, que anoche regresó a la capital para poder votar esta mañana en las elecciones italianas. El técnico, si bien agradeció la disponibilidad de Immobile, optó por dejar que el delantero centro laziali -que en un principio estaba seguro de que se iría con sus compañeros a Budapest- regresara a su propio club, para continuar el tratamiento.

Una decisión tomada in extremis pero de mutuo acuerdo entre el cuerpo médico de la selección y el de la Laziopara evitar que el atacante arriesgue más de la cuenta.