Italia votó durante la jornada del domingo en unas elecciones políticas muy importantes para el país. El bloque de izquierdas unido se debatía contra el bloque de derechas liderado por Giorgia Meloni, Silvio Berlusconi y Salvini, y estos últimos acabarían ganando.

Precisamente el presidente del Monza, Silvio Berlusconi, estuvo en el bloque ganador, pero también Claudio Lotito, presidente y dueño de la Lazio. Lotito se presentó en el partido de Berlusconi como candidato a Senador de Molise, capital de la región del Campobasso, y también ganó en votos el ‘laziale’. Por lo que la Serie A tendrá dos representantes en la política italiana y en su Gobierno.