Rasmus Hojlund se convirtió en uno de los nombres propios de este último parón de selecciones por sus cinco goles con Dinamarca en dos partidos. Pero ahora ha querido trasladarlo a su club, a la Atalanta, y también lo ha hecho.

Porque Hojlund salió en el segundo tiempo, Gasperini le dio algo más de media hora de partido en un encuentro que iba 1-1 y el danés lo cambió por completo. Un cambio de ritmo suyo produjo el 1-2 de Boga, que solo tuvo que empujar el balón a gol tras la acción de Hojlund, pero después no paró de crear ocasiones buscando un 1-3 que finalmente llegaría por parte de Lookman. Por lo que, después de volver con su selección, Hojlund sigue ‘on-fire’.