Lukaku manda callar, es expulsado y recibe insultos racistas

El Juventus-Inter acabó con el resultado de 1-1 tras el gol de Cuadrado a falta de diez minutos y con el gol de penalti de Lukaku en el último segundo para poner el empate definitivo. Y precisamente los dos acabaron siendo protagonistas.

Romelu Lukaku marcó el gol de penalti, realizó su celebración de mandar callar ante la Curva de la Juventus y fue expulsado tras ver la segunda amarilla. El colegiado interpretó que es un gesto de provocación y expulsó al belga. Pero tanto Inzaghi como la agencia que trata la imagen de Romelu Lukaku han manifestado que el delantero había recibido insultos racistas. Algo que ha quedado demostrado con vídeos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *