Lío en Turín. Fue un lunes de Pascua de entrenamiento para la Juventus… y aparentemente tránquilo. Con barbacoa final, como se reportaba en redes sociales. Pero ayer, en Continassa, algo salió mal. De hecho, dentro de las paredes del vestuario, mientras alrededor de 300 hinchas de la Juventus estaban presentes en las gradas del centro de entrenamiento, hubo una discusión bastante acalorada y ruidosa entre Leandro Paredes y Massimiliano Allegri.

Según informa la edición de hoy de La Gazzetta dello Sport, el centrocampista argentino parecía nervioso desde el final del entrenamiento con una intervención al límite ante Szczesny. Al regresar al vestuario todo el equipo, Paredes fue uno de los últimos en abandonar el campo, justo antes que Allegri y fue aquí donde comenzó la disputa entre ambos con el jugador que reprochó al técnico alguna situación de los últimos meses, donde apenas ha jugado.

La disputa entre ambos se desarrolló frente a gran parte del equipo en tonos bastante acalorados. Paredes, calmado por algunos compañeros, no participó después en el almuerzo. El argentino solo acumula esta temporada 1.086 minutos con actuaciones que fueron de todo menos espectaculares… a las que se sumó la expulsión en San Siro ante el Inter por una discusión con D’Ambrosio en los compases finales. De hecho, en los últimos partidos, Allegri prefirió al joven Enzo Barrenechea al campeón del mundo. Todo eso disparó el enfado del argentino, a pesar de los 27 minutos de buen nivel disputados en la derrota del Olímpico ante la Lazio.

Ya en duda en las últimas semanas, este episodio podría poner punto y final a la relación de Paredes con la Juventus que no será comprado al PSG después de su cesión.