El Milan y el Napoli se citaron en la Serie A tras el parón de selecciones a modo de previa del doble enfrentamiento de la Champions League. Partido que comenzó igualado y que desequilibró Brahim Díaz, pero no solo era a modo de previa para ambos equipos, sino también para el cedido por el Real Madrid, que repitió el desequilibrio del partido días después.

A diferencia del partido de Serie A, el Milan salió con muchos problemas al partido contra el Napoli, recibieron muchas ocasiones y les costaba salir de su propio campo, pero apareció Brahim Díaz. El español se marchó de dos rivales con un gesto técnico diferencial, dirigió el contragolpe, cedió para Rafael Leao y el luso cambió al lado contrario para que Bennacer pusiera el 1-0 inicial. Clave el malagueño para los ‘rossoneri’.