¿Qué pasa cuando un jugador se lesiona con su selección? ¿Quién paga?

No son pocas las lesiones que se producen en cada parón de selecciones… o las quejas que llegan desde los clubes. En Italia, por ejemplo, han sido baja estos días Sommer, De Vrij, De Ketelaere, Koopmeiners, Suslov, Azmoun y Lucca. La cuestión de quién paga por estas lesiones vuelve a ser noticia. Todo gira en torno al tipo de lesión, según el Programa de Protección de Clubes de la FIFA

Lo explicamos: se trata de una póliza de seguro de la FIFA que cubre el riesgo de lesiones de los jugadores durante los partidos y entrenamientos con las selecciones nacionales. Los jugadores, que son entrenados y remunerados exclusivamente por los clubes, deben estar asegurados por los organizadores del evento para los partidos de las selecciones nacionales en caso de discapacidad. 

El CPP garantiza que la FIFA proporcione una compensación por las pérdidas sufridas por el club (salario del jugador) durante el período en el que el jugador no está disponible para su respectivo club. Si un jugador sufre lesiones físicas provocadas por un accidente durante el período de los partidos de la selección nacional, el jugador puede verse obligado a faltar a los entrenamientos y partidos de su equipo; sin embargo, el club tiene la obligación de pagar el salario del jugador según el respectivo contrato de trabajo. La compensación pagada al club parece, por tanto, un resultado obvio y justo en comparación con las pérdidas del club (pago del salario del jugador) durante el período en el que el jugador no puede cumplir con su deber.

Un programa activo desde 2012

El Programa de Protección de Clubes entró en vigor por primera vez, a expensas de la UEFA, al inicio de la UEFA EURO 2012 en Polonia-Ucrania. Tras la aprobación del Congreso de la FIFA en Budapest en mayo de 2012, la FIFA aplicó el Programa de Protección de Clubes en las mismas condiciones en todo el mundo. Cubre todos los equipos que ceden jugadores para los partidos de la selección nacional A enumerados en el calendario de partidos internacional, incluidos los Juegos Olímpicos. 

El programa compensa a los clubes hasta un máximo de 7,5 millones de euros por jugador y por incidente. El máximo de 7,5 millones de euros se calcula con una indemnización diaria “proporcional” , que equivale a 20.548 euros y se paga durante un máximo de 365 días después de los primeros 28 días de incapacidad (los primeros 28 días no están cubiertos). La compensación adeudada se basa en el salario fijo (incluidas las cargas obligatorias de seguridad social) que el club paga directamente al jugador. La compensación no incluye montos variables, pagos únicos, pagos no realizados de manera regular ni bonificaciones, incluidas las bonificaciones por desempeño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *