Las cuentas de la última jornada en la Serie A: Champions y descenso

Última jornada de Serie A y dos incógnitas por resolver. Quienes acompañarán a la Juventus y Napoli a la Champions League, y quien acompañará al Chievo y Frosinone a la Serie B.

Son seis partidos, jugados a la misma hora, los que definirán el futuro de siete equipos. Cuatro que pelean dos boletos por entrar a Champions League, y tres equipos que pelean por no ser el último descendido. Roma vs Parma, Inter vs Empoli, Cagliari vs Udinese, SPAL vs Milan, Fiorentina vs Genoa y Atalanta vs Sassuolo.

A continuación, los 14 distintos posibles escenarios para la clasificación de Champions League y sus resultados:

  1. Gana Atalanta y gana Inter: Clasifican Atalanta e Inter.
  2. Pierde Atalanta, pierde Inter, empata Milan y gana Roma: Clasifican Inter y Milan.
  3. Pierde Atalanta, pierde Inter, empata Milan y empata o pierde Roma: Clasifican Atalanta e Inter.
  4. Pierde Atalanta, pierde Inter, gana Milan y gana Roma: Clasifican Milan y Atalanta.
  5. Pierde Atalanta, pierde Inter, pierde Milan y gana Roma: Clasifican Atalanta y Roma.
  6. Pierde Atalanta, gana o empata Inter, empata Milan y gana Roma: Clasifican Inter y Milan.
  7. Pierde Atalanta, pierde Inter, gana Milan y empata o pierde Roma: Clasifican Milan y Atalanta.
  8. Empata Atalanta, empata Inter, gana Milan y empata o pierde Roma: Clasifican Milan y Atalanta.
  9. Pierde Atalanta, gana Inter, empata Milan y empata o pierde Roma: Clasifican Inter y Milan.
  10. Pierde Atalanta, gana Inter, pierde Milan y gana Roma: Clasifican Inter y Atalanta.
  11. Gana Atalanta, pierde Inter, empata Milan y gana Roma: Clasifican Atalanta e Inter.
  12. Gana Atalanta, pierde Inter, empata Milan y empata o pierde Roma: Clasifican Atalanta e Inter.
  13. Gana Atalanta, pierde Inter, pierde Milan y gana Roma: Clasifican Atalanta e Inter.
  14. Pierde Atalanta, gana o empata Inter y gana Milan: Clasifican Inter y Milan.
  15. Gana o empata Atalanta, pierde Inter y gana Milan: Clasifican Atalanta y Milan.
  16. Empata Atalanta, gana Inter y gana Milan: Clasifican Inter y Milan.
  17. Gana Atalanta, empata Inter y gana Milan: Clasifican Atalanta y Milan.

A continuación, los 7 distintos escenarios para la salvación del descenso y sus resultados:

  1. Gana o empata Fiorentina y gana Empoli: Desciende Genoa.
  2. Pierde Empoli y gana o empata Genoa: Desciende Empoli.
  3. Empata Empoli y gana Genoa: Desciende Empoli.
  4. Empata Empoli y empata o pierde Genoa: Desciende Genoa.
  5. Pierde Fiorentina por un gol, gana Empoli, gana Genoa por un gol y pierde Udinese: Desciende Genoa.
  6. Pierde Fiorentina por dos goles, gana Empoli, gana Genoa por dos goles y pierde Udinese: Desciende Fiorentina.
  7. Pierde Fiorentina, gana Empoli, gana Genoa y gana o empata Udinese: Desciende Fiorentina.

 

¿Y si… Empoli, Genoa, Udinese y Bologna no hubieran vendido a sus estrellas?

Cinco jornadas para que finalice la Serie A, la cual ya tiene a la Juventus como campeona, Chievo Verona como descendido, Napoli e Inter muy cerca de sellar su pase a Champions, Frosinone a un paso de descender, y equipos como Sampdoria, Cagliari, Fiorentina, Sassuolo, SPAL y Parma sin nada que pelear. Los reflectores en este momento lo tienen Milan, Atalanta, Roma, Torino y Lazio, en su lucha por el tan ansiado cuarto puesto que da el último boleto para estar en la siguiente Champions League. Sin embargo, la lucha por el no descenso no es menos emocionante.

Son cuatro los equipos que pelean por no acompañar al Chievo, y prácticamente al Frosinone, a Serie B: Empoli que es 18º con 29 puntos; Udinese, 19º con 33 puntos; Bologna, 16º con 34 puntos; y Genoa, 15º con 34. El principal motivo de su situación, entre otras cosas es su plantel, una plantilla corta que en varios momentos de la temporada no les ha permitido conseguir más puntos, pero… ¿Qué hubiera pasado si hubieran conservado a todos los jugadores que han pasado por sus filas?, ¿la historia sería distinta? Es momento de verlo.

EMPOLI

El Empoli, jugando con el 5-3-2 habitual de Aurelio Andreazzoli, se podría alinear de esta forma. En el arco con Bartłomiej Dragowski, el portero con más atajadas en un partido, ante la Atalanta en un meritorio 0-0 en Bérgamo. Línea de tres en la central, con los de Sarri, y el experimentado Matías Silvestre, actualmente en el equipo. En el carril izquierdo Leonardo Spinazzola y por el derecho Elseid Hysaj.

Para el medio campo hay muchos jugadores para escoger, sobre todo de la época de Sarri y Giampaolo. Leandro Paredes sería la mejor opción de regista, con Matías Vecino y Piotr Zielinski de interiores. Arriba, Riccardo Saponara de media punta o segunda punta por detrás de Francesco Caputo, el actual goleador del equipo.

UDINESE

En el 5-3-2 de Igor Tudor con el Udinese no habría sorpresas en la portería: Samir Handanovic. Atrás, Cristian Zapata y Medhi Benatia, los centrales de la reciente época dorada, y William Troost-Ekong, actualmente en el equipo. Por izquierda Kwadwo Asamoah, y Juan Guillermo Cuadrado en el carril derecho.

Rolando Mandragora de pivote, con Roberto Tucu Pereyra y Allan de interiores. Arriba, Fabio Quagliarella y Duván Zapata, los dos mejores goleadores de la temporada, dejando increíblemente fuera del once a Luis Muriel y Alexis Sánchez, jugadores que hoy serían figuras indiscutidas en el actual Udinese, pero que no viven mejor presente que los otros dos.

BOLOGNA

Sinisa Mihajlovic ha utilizado en el Bologna un ofensivo 4-2-3-1 en las últimas jornadas, dejando atrás su habitual 4-3-3. En este ejercicio, Emiliano Viviano sería el portero. La central conformada por Danilo, actualmente en el equipo, y el tico Giancarlo González. Diego Laxalt como lateral izquierdo e Ibrahima Mbaye por la derecha, posición que desempeña actualmente en el once de Mihajlovic.

En el doble pivote, Amadou Diawara y el chileno Erick Pulgar, actual goleador del Bologna. Como media punta Gastón Ramírez, con Simone Verdi por derecha y Nicola Sansone por izquierda. Como punta Mattia Destro.

GENOA

Cesare Prandelli ha utilizado varias formaciones en el Genoa, pero la que mejores resultados le ha dado es el 4-2-2-2. Mattia Perin -actual portero de la Juventus- estaría en la portería. En la central, Armando Izzo acompañado de Andreas Granqvist, considerado uno de los mejores centrales de la pasada Copa del Mundo. Domenico Criscito por izquierda y Sime Vrsaljko por derecha, serían los laterales. El doble pivote con Stefano Sturaro y el venezolano Tomás Rincón.

Arriba, Prandelli tendría bastantes opciones en cada puesto. Como extremo izquierdo iría Stephan El Shaarawy, por encima de Lucas Ocampos, Diego Perrotti y Goran Pandev, mientras que por derecha sería Suso, dejando fuera a Iago Falqué y Valter Birsa. Por último, en punta estarían dos de los mejores delanteros de la Serie A, Krzysztof Piątek y Ciro Immobile, superando a Leonardo Pavoletti y Giovanni Simeone, quienes igual son grandes goleadores.

Este ejercicio nos revela que estos cuatro equipos han tenido una muy mala gestión, ya que se han encargado recientemente de poblar a los equipos grandes de buenos jugadores, descuidando al suyo. Un caso totalmente contrario a lo hecho por la Atalanta, que han visto como algunas de sus figuras se han ido y el proyecto continúa, reinvirtiendo lo obtenido por las ventas.

Respondiendo a la pregunta planteada en un inicio, sobre si la historia sería distinta, tengo claro que por nombres Udinese y Genoa pelearían por entrar en competiciones europeas. Empoli y Bologna por su parte, no tendrían mayor problema para salvarse, sobre todo los toscanos.

Fuente imagen principal: Getty Images.

 

Seis nueves «inesperados» para Roberto Mancini

Esta temporada, los goles de la Juventus han sido en su mayoría portugueses, los del Milan y Napoli polacos, los del Inter argentinos, los de la Atalanta colombianos y los de la Roma bosnios. Esto quiere decir que ninguno de los equipos del Top-6 tienen a un goleador italiano, a pesar de que Insigne ha marcado algunos, Kean se ha convertido en una de las revelaciones de este 2019 y Cutrone ha respondido en los pocos minutos que le han dado. Pero… ¿Esto es un problema para Roberto Mancini y la selección italiana?

La historia y la tabla de goleadores de esta temporada nos dicen que no, incluso la historia reciente si recordamos que, en el 2006, cuando Italia fue campeona del Mundo por última vez, Luca Toni jugaba en la Fiorentina (noveno clasificado), Alberto Gilardino era suplente en el Milan y Vincenzo Iaquinta estaba en el Udinese (undécimo).

En la tabla de goleadores de esta temporada, encontramos a seis delanteros italianos en el Top-10. Tres de ellos en equipos que pelean por entrar en competiciones europeas, y los otros tres peleando el no descenso. La tabla la encabeza Fabio Quagliarella con 22 goles, quién a sus 36 años podría no ser considerado por muchos para representar a la Azzurra, pero calidad tiene y de sobra, y mientras siga haciendo goles, la edad pasa a ser solamente un número. Un delantero que tiene además la virtud de poder jugar detrás de un ‘9’ más puro.

La eterna juventud de Fabio Quagliarella

En la sexta posición está Ciro Immobile, el mejor delantero italiano de los últimos años y considerado por Mancini como su titular. Probablemente sea una de sus temporadas más flojas en cuanto a goles, y aun así le alcanza para posicionarse entre los mejores. Adaptable a varios esquemas, por ser un gran finalizador, pero igual un delantero autosuficiente.

Si el Empoli aún pelea por permanecer en Serie A, es en gran parte gracias a Francesco Caputo, quién aparece empatado en la sexta posición en la lucha entre goleadores con Immobile. Sus 31 años lo alejan de las convocatorias de Roberto Mancini, pero su calidad goleadora es innegable, y sus números lo avalan. Su primera temporada en Serie A, después de siete años, está siendo muy buena.

Con 12 goles, aparece Leonardo Pavoletti en el octavo puesto, el mejor rematador de cabeza de Europa, por lo menos esta temporada. El delantero del Cagliari, con 30 años, está a dos goles de igualar su mejor temporada goleadora, firmada con el Genoa en el 2017. Ha sido considerado por Mancini últimamente, y Leo ha respondido con goles. Un ganar-ganar.

Pavoletti es el mejor cabeceador de las cinco grandes ligas

Empatado con Pavoletti aparece Andrea Petagna, una de las revelaciones de la temporada. Probablemente el delantero más físico de Italia. 23 años y aparenta tener cinco más. El hombre de moda en la SPAL. Un jugador muy inteligente, que aprovechando su carrocería, suele recibir de espaldas al arco y a partir de ahí generar ventajas para sus compañeros.

Finalmente, igual en la octava posición está Andrea Belotti, quién luego de ser considerado un one-season wonder, se ha reencontrado con su buen fútbol y olfato goleador esta temporada bajo las ordenes de Walter Mazzarri. Ese nivel hace un par de años lo llevó a ser el ‘9’ de Gian Piero Ventura en la Azzurra y despertar el interés de los mejores equipos de Europa.

Se puede hablar de otros nueves como Balotelli, Zaza, Gabbiadini o Lasagna, todos adaptables a la idea de Mancini, quién cuenta con una amplia baraja de delanteros capaces de jugar de acuerdo al esquema que elija para tal partido, ya sea para jugar con dos nueves, un falso nueve o una sola punta.

Fuente imagen principal: Getty Images.

 

El Catania de Simeone

Diego Simeone y Germán Burgos han escrito parte importante de la historia del Atlético de Madrid. Han logrado llevar a los colchoneros a un título de liga y a dos finales de Champions League, entre otros logros. Sin embargo, toda historia tiene un comienzo, y la de este par de argentinos, hablando de su trabajo en los banquillos europeos, inició en Catania, la ciudad siciliana ubicada en las faldas del Monte Etna.

Actualmente, el Catania se encuentra en la Serie C, pero en enero del 2011 el Cholo llegó al equipo cuando estaban en la Serie A. Reemplazo a Marco Giampaolo, actual entrenador de la Sampdoria, que fue cesado por malos resultados.

Actualmente el Catania milita en Serie C

Junto a Simeone, que no entrenaba desde el 2009, llegó su fiel amigo el Mono Burgos. Aterrizaron en un equipo que en ese momento contaba con 14 jugadores argentinos, lo que hizo más fácil su adaptación y la de su auxiliar, además de ser un país, Italia, que Diego conocía a la perfección tras su paso por Lazio e Inter como jugador.

Embed from Getty Images
La tarea del Cholo no era sencilla. Llegó con el equipo en el puesto décimo quinto de la Serie A, tras 20 jornadas en las que sumaron 22 puntos, solamente a tres del Lecce, en el décimo octavo puesto marcando la zona de descenso.

El habitual 4-3-3 de Giampaolo en Catania se convirtió en un 4-2-3-1 con Simeone, y el equipo tardó en acoplarse a la idea del argentino. Y es que a pesar de que era una propuesta más ofensiva, solamente pudieron marcar un gol en sus primeros cuatro partidos, con un saldo de tres derrotas y un empate, situación que llevó al Catania a la posición 17 de la Serie A.

El habitual 4-3-3 de Giampaolo en Catania se convirtió en un 4-2-3-1 con Simeone

La primera victoria del Catania de Simeone en Serie A llegó al quinto partido, en la jornada 25 contra el Lecce, rival directo en la lucha por el no descenso. El Cholo salió a ese partido con Andujar, Capuano, Silvestre, Spolli, Schelotto, Ledesma, Llama, Sciacca, Papu Gómez, Ricchiuti y Maxi López.

Embed from Getty Images
El Catania se puso por delante con cabezazo de Silvestre, pero en cinco minutos lo remontó el Lecce con goles de Jeda y Munari. Los pitidos en ese momento se hicieron presentes en el Stadio Angelo Massimino, ya que esa virtual derrota ponía a los del Cholo en una posición muy comprometida. Sin embargo, a 10 minutos del final apareció Lodi, que había entrado de cambio en el segundo tiempo. Con dos goles de tiro libre, su especialidad, dio al Catania su primera victoria tras siete partidos sin conseguir ninguna.

Esa victoria fue el punto de inflexión en la temporada del Catania. Fue un despertar y los resultados y el juego lo confirmaron. Después de ese partido disputaron 13 más, con saldo de seis victorias, dos empates y cinco derrotas.

Las derrotas, fueron en partidos en los que se esperaba perder, estaba en el presupuesto de la temporada, por la diferencia de plantillas, y la mayoría en calidad de visitante. Perdieron en casa del Napoli, Fiorentina, Udinese e Inter. El único que les ganó en su casa fue la Lazio. Las victorias fueron clave, la mayoría contra rivales directos, como contra la Sampdoria de Cavasin, con gol de Llama en los minutos finales. El resto de las victorias fueron contra Genoa, Palermo, Cagliari, Brescia y Roma.

Embed from Getty Images
El partido contra la Roma de Montella fue una locura. En el último juego de local, en la jornada 37. Lo perdían al minuto 79, pero ellos lucharon hasta el final, como indica la filosofía del Cholo. Primero empató Bergessio de cabeza, y en el último segundo Papu Gómez, con un zurdazo cruzando a Doni, marcó el 2-1, desatando la locura en el estadio. Esa victoria colocaba momentáneamente al Catania en la posición 11 con 46 puntos, después de haber estado 12 jornadas atrás en la posición 17, peleando por la permanencia.

Esa temporada, que tenía tintes dramáticos con Giampaolo y tras los primeros partidos de Simeone, resultó histórica para los sicilianos ya que los 46 puntos son, de momento, el mejor puntaje en la historia del Catania en Serie A, superando por un punto el récord que había establecido Sinisa Mihajlovic una temporada antes.

Finalizando la temporada, el Cholo regresó a dirigir a Argentina con el Racing, y a los seis meses fue llamado por el Atlético de Madrid. El resto es historia. Una historia que inició en Catania en las faldas del Monte Etna, como lo hiciera dos siglos atrás Vincenzo Bellini.

Fuente imagen principal: Getty Images.

 

Serie A 2009-10: Calcio Random y el triunfo de lo ‘underground’

Vamos a hacer el ejercicio de situarnos en un junio de 2019 ficticio. Terminó la Serie A y la hegemonía de la Juventus continúa, esta vez ganándole la carrera por el Scudetto al Milan, con una intensa lucha hasta el final. Roma y Udinese, tercero y cuarto respectivamente, son los otros dos equipos clasificados a Champions League. Los tres clubes que representaran a Italia en Europa League son la Fiorentina, el Genoa y el Napoli, mientras que Parma, Lazio y Empoli completan el Top-10. Inter, Torino, Bologna, Cagliari, Atalanta, Sampdoria y SPAL, en ese orden, ocupan los puestos del once al diecisiete. Los tres equipos descendidos, Sassuolo, Chievo Verona y Frosinone.

Si vemos la tabla de goleadores, el líder es Duvan Zapata. Por detrás, Cristiano Ronaldo y Luis Muriel completan el Top-3. Los otros siete que ocupan los primeros 10 lugares son Kevin Lasagna, Mauro Icardi, Edin Dzeko, Francesco Caputo, Krzysztof Piatek, Patrick Cutrone y Fabio Quagliarella.

Suena demasiado raro y las probabilidades son mínimas, aún y si hiciéramos una especie de reinicio al campeonato. Sin embargo, por imposible que suene, no sería la primera vez, y es que el escenario futuro que acabo de plantear es una réplica de lo que sucedió en la temporada 2009-10, adaptándola a la situación actual de los equipos que hoy están en Serie A. Mismo caso que los goleadores. Esa temporada es recordada por muchos como una de las más extrañas de los últimos años en Italia. Ahí nace el Calcio Random. Equipos y jugadores underground que se convirtieron en protagonistas.

Embed from Getty Images

La 2009-10 es recordada por muchos como una de las más extrañas de los últimos años en Italia

Antonio Cassano y Giampaolo Pazzini, liderados por el capitán Angelo Palombo, llevaron a la Sampdoria a la Champions League, como lo hicieran Mancini y Vialli en 1991. Además, dándole el campeonato al Inter de Mourinho gracias a una victoria frente a la Roma, con uno de los mejores partidos de la carrera de Il Pazzo. El eterno Fabrizio Miccoli, con su tercer lugar en la tabla de goleadores, Edinson Cavani y la joya argentina Javier Pastore fueron protagonistas en la mejor temporada de la historia del Palermo, clasificando a la Europa League y quedando muy cerca del cuarto puesto.

Los que empezaron a seguir recientemente la Serie A están acostumbrados a ver al Napoli en los primeros puestos y a escuchar las historias de Maradona. Sin embargo, en esos años todo era distinto. Situándonos en esa época y con la reestructuración que se vivía en el equipo de Aurelio De Laurentiis, no sería justo para la buena temporada de Hamsik, Lavezzi y Quagliarella catalogar como normal lo de los azzurri.

Respecto a los goleadores, fue el inicio de una grandiosa era de Di Natale en Serie A, y es que a pesar de que ya contaba con 32 años, solamente había jugado siete temporadas en primera división y había marcado 73 goles. Esa temporada hizo 29 goles, el 40% del total de los goles que había hecho anteriormente. Diego Milito, el nuevo goleador del Inter esa temporada, que venía a cubrir la baja de Zlatan Ibrahimovic, y que ya nos había demostrado en el Real Zaragoza y en el Genoa su calidad, fue el segundo entre los máximos goleadores. Fabrizio Miccoli, que lideró al Palermo, fue el tercero.

Embed from Getty Images

En agosto del 2009, todo pintaba para ser una Serie A insípida con la salida de gente como Ibrahimovic, Kaka’, Ancelotti, Maldini, Nedved y Figo. No obstante, resultó ser una de las más divertidas de los últimos años, en la cual varios jugadores y equipos denominados underground pudieron darse a conocer y emocionarnos semana a semana. Italia entraba en una crisis económica y los clubes tenían necesidad de vender a sus figuras. Y ante este escenario los clubes optaron por crear campeones ante la imposibilidad de ficharlos. 

Fuente imagen principal: Getty Images.