Las comisiones torpedean el fichaje de Zirkzee por el Milan

El fichaje de Joshua Zirkzee por el Milan está hecho en 2/3 partes. Porque los ‘rossoneri’ están dispuestos a pagar la cláusula de 40 millones que tiene en el Bologna y tienen un acuerdo con el jugador por un contrato de varias temporadas.

Sin embargo, no termina de hacerse porque Kia Joorabchian, el agente del jugador, no llega a un acuerdo con el Milan. El representante pide 15 millones de euros de comisión, algo que desde Milanello no están dispuestos a darle por el momento según ‘Daniele Longo‘.

Mientras, el Arsenal se mantiene muy atento a la situación de Zirkzee y podría entrar en juego en el futuro. También la Juventus, que buscaría un acompañante para Vlahovic.

Martin Odegaard se suma al Bayern Munich-Arsenal

Este miércoles no solo se jugarán el pase a semifinales el Manchester City y el Real Madrid, sino también el Arsenal y el Bayern Munich. Los bávaros arrancaron con ventaja en la ida, pero un gol de Trossard provocó que el partido en el Allianz Arena vaya a ser una final.

Para la cita se ha apuntado a horas del partido, Martin Odegaard. El noruego se había retirado del partido del sábado con problemas físicos, pero este martes ha entrenado con el resto de sus compañeros y jugará el encuentro. Además, presumiblemente lo hará como titular.

¿Qué pasa cuando un jugador se lesiona con su selección? ¿Quién paga?

No son pocas las lesiones que se producen en cada parón de selecciones… o las quejas que llegan desde los clubes. En Italia, por ejemplo, han sido baja estos días Sommer, De Vrij, De Ketelaere, Koopmeiners, Suslov, Azmoun y Lucca. La cuestión de quién paga por estas lesiones vuelve a ser noticia. Todo gira en torno al tipo de lesión, según el Programa de Protección de Clubes de la FIFA

Lo explicamos: se trata de una póliza de seguro de la FIFA que cubre el riesgo de lesiones de los jugadores durante los partidos y entrenamientos con las selecciones nacionales. Los jugadores, que son entrenados y remunerados exclusivamente por los clubes, deben estar asegurados por los organizadores del evento para los partidos de las selecciones nacionales en caso de discapacidad. 

El CPP garantiza que la FIFA proporcione una compensación por las pérdidas sufridas por el club (salario del jugador) durante el período en el que el jugador no está disponible para su respectivo club. Si un jugador sufre lesiones físicas provocadas por un accidente durante el período de los partidos de la selección nacional, el jugador puede verse obligado a faltar a los entrenamientos y partidos de su equipo; sin embargo, el club tiene la obligación de pagar el salario del jugador según el respectivo contrato de trabajo. La compensación pagada al club parece, por tanto, un resultado obvio y justo en comparación con las pérdidas del club (pago del salario del jugador) durante el período en el que el jugador no puede cumplir con su deber.

Un programa activo desde 2012

El Programa de Protección de Clubes entró en vigor por primera vez, a expensas de la UEFA, al inicio de la UEFA EURO 2012 en Polonia-Ucrania. Tras la aprobación del Congreso de la FIFA en Budapest en mayo de 2012, la FIFA aplicó el Programa de Protección de Clubes en las mismas condiciones en todo el mundo. Cubre todos los equipos que ceden jugadores para los partidos de la selección nacional A enumerados en el calendario de partidos internacional, incluidos los Juegos Olímpicos. 

El programa compensa a los clubes hasta un máximo de 7,5 millones de euros por jugador y por incidente. El máximo de 7,5 millones de euros se calcula con una indemnización diaria “proporcional” , que equivale a 20.548 euros y se paga durante un máximo de 365 días después de los primeros 28 días de incapacidad (los primeros 28 días no están cubiertos). La compensación adeudada se basa en el salario fijo (incluidas las cargas obligatorias de seguridad social) que el club paga directamente al jugador. La compensación no incluye montos variables, pagos únicos, pagos no realizados de manera regular ni bonificaciones, incluidas las bonificaciones por desempeño.

¡El Bayern Munich considera transferible a Joshua Kimmich!

Salta una de las bombas del mercado en Alemania. Era algo que se podía esperar por los últimos acontecimientos, pero lo confirma ‘Sky Sport Alemania‘: Joshua Kimmich está a la venta. 

El Bayern solo le daría salida en caso de una gran oferta. Sin embargo, no ven con malos ojos una salida porque cobra unos 20 millones de euros por temporada, Pavlovic ha dado un paso hacia delante y se busca a un mediocampista.

¿Cuáles podrían ser sus destinos? El Arsenal, el Liverpool, el Manchester City, el Real Madrid o el Barcelona. Algunos de ellos ya habrían contactado con él incluso. Por otra parte, quedan descartados el Chelsea, el PSG y el Manchester United.

Los árbitros de la Premier piden ayuda a British Airways con el VAR

Noticias desde Inglaterra. En la Premier League se avanza en la mejora de la comunicación entre los árbitros y el VAR. El caso del gol anulado a Luis Díaz en el Tottenham-Liverpool puso de relieve la necesidad de intervenir para evitar errores similares en el futuro. Y se está haciendo.

Según informa The Times, el jefe los árbitros inglés, el mítico Howard Webb, organizó una lección teórica impartida por dos pilotos de British Airways, Chris Heaven y Pete Nataraj, quienes explicaron a los árbitros la importancia de comunicarse de la manera más rápida, precisa y correcta posible.

La iniciativa del encuentro surge de compartir la necesidad de comunicarse y tomar decisiones rápidas en situaciones complejas tanto para árbitros como para pilotos, a pesar de las diferencias en responsabilidad y riesgo. Durante una lección de aproximadamente una hora, dos pilotos de la aerolínea nacional británica ilustraron las similitudes entre la comunicación árbitro-VAR y la comunicación entre el piloto y la torre de control.

Subrayaron la importancia de utilizar un lenguaje claro, preciso y conciso, evitando palabras superfluas. La comunicación debe ser rápida y comprensible para evitar confusiones, especialmente teniendo en cuenta el contexto caótico de los estadios, donde el ruido podría crear mayores complicaciones.