La Atalanta pone sus ojos en Jean-Clair Todibo y Caldara

La Atalanta lleva varias temporadas viviendo en un sueño, un sueño que merece por el trabajo que ha hecho y que hace año a año. Ya clasificados para los octavos de final de la Champions, en octavos de final de la Coppa Italia pasando directos y sumidos en la pelea por entrar en puestos de Champions en su propia liga, desde Bérgamo miran al mercado para reforzar posiciones y ampliar el fondo de armario para la segunda parte de la temporada.

Las posiciones que tienen marcadas en rojo en la directiva bergamasca son la defensa, un perfil parecido a Marten De Roon y un sustituto de Ilicic, quien entre lesiones y alguna sanción no está teniendo regularidad. Y no solo eso, sino quedar pendientes del apartado de salidas, por ejemplo la de Roger Ibáñez, que parece clara, Kjaer podría acabar saliendo al no adaptarse, Guilherme Arana tiene equipos interesados en él como Spartak de Moscú, Celta o Fiorentina, o Musa Barrow, quien gusta al Hellas según La Gazzetta.

Y como objetivos para fichar piensan para la defensa en dos nombres: Jean-Clair Todibo y Caldara. El primero, central del FC Barcelona, viene de gustar mucho en su salida de balón contra el Inter, sí que es cierto que en el cuerpo a cuerpo con Lukaku y Lautaro perdió duelos, pero con Gasperini podría ser un central exterior y sacar el balón jugado como le gusta, haciendo la labor de Toloi. Y el segundo, conoce la casa, está volviendo de lesión y en Milán todavía no ha disfrutado de minutos, aparte de que su lugar parece escrito para Musacchio y Romagnoli, pero con la lesión de larga duración de Leo Duarte podría no permitirle salir al ser el único tercer central que queda en la plantilla, por lo tanto, se antojan difíciles ambos objetivos.

Tras la sombra de Chiellini

La posición de central en Italia ha sido desde siempre un puesto idealizado. La zaga Azzurra ha sido compuesta por autenticas leyendas del fútbol, y mientras en otras selecciones se empieza a mirar la historia desde el área rival, en Italia se hace desde la propia. Hablamos de jugadores como Franco Baresi, Paolo Maldini, Fabio Cannavaro o, por acercarnos más a nuestro tiempo, Giorgio Chiellini. Sin embargo, en los últimos años vemos como está habiendo un bajón en cuanto a centrales italianos. En la parte alta de la tabla solo la Juventus y el Milan cuentan con producto nacional, mientras que Inter, Napoli, Lazio o Roma no tienen ni un solo zaguero que pueda nutrir a la AzzurraAnte esta tesitura, nos planteamos la siguiente pregunta: ¿Quién puede ser el próximo gran central de Italia?

MATTIA CALDARA I AC MILAN I 24 AÑOS

Caldara llegó en verano procedente de la Juventus, y por ahora no ha encontrado su sitio. Gattuso le ha querido ir introduciendo poco a poco, que fuese asimilando los conceptos defensivos del equipo neroazzurro dentro de una defensa de cuatro, cuando él llegaba de jugar con Gasperini en una defensa de tres. Sin embargo, una lesión está frenando su posición. Roberto Mancini lo tiene muy en cuenta y ya le ha hecho debutar con la absoluta de Italia.

ALESSIO ROMAGNOLI I AC MILAN I 23 AÑOS

Por otro lado tenemos a Romagnoli. El capitán del Milan, sin Bonucci al lado, se ha hecho con las riendas del equipo y es un auténtico líder. Limpio con balón, agresivo sin él, está empezando a dejar atrás algunos fallos de concentración en las marcas fruto de una fragilidad mental que se le acusaba. Sus aciertos defensivos empiezan a ser decisivos en los resultados del equipo, e incluso sus incursiones al ataque fruto de un crecimiento anímico y de madurez, han significado goles para el Milan. A día de hoy es el hombre de Gattuso, pura personalidad y carácter. Es posiblemente el central que más cerca está de poder ocupar un lugar que más pronto que tarde, Chiellini acabará dejando.

Romagnoli es posiblemente el central que más cerca está de poder ocupar un lugar que más pronto que tarde, Chiellini acabará dejando

Embed from Getty Images

DANIELE RUGANI I JUVENTUS I 24 AÑOS

En Turín tenemos la pareja de centrales más sonada hasta el momento: Chiellini-Bonucci. Sin embargo, hay un actor secundario, o tal vez ya casi un extra, llamado Daniele Rugani, que es otra de las esperanzas de Italia. El problema son los pocos minutos que Allegri le da, siendo un perfil de central muy válido y compenetrable para Italia. Solido sin balón, aseado con él, supone una vía como central corrector en caso de jugar con un compañero que avance metros en conducción.

GIANGIACOMO MAGNANI I SASSUOLO I 23 AÑOS

En Sassuolo, una de las grandes sorpresas de la temporada por el juego atrevido de De Zerbi, encontramos a Giangiacomo Magnani, que, como su equipo, es otra de las joyas que nos da esta Serie A 2018/2019. Aseado con balón, una lapa sin él, es puro físico, un portento. El problema que puede tener es el hecho de que el Sassuolo no juegue en Europa y con vistas a competir en partidos de alto voltaje con la selección, aún le quede grande. No obstante, su carácter es uno de sus puntos fuertes, no se rinde y su carrera así lo marca. Ha ascendido desde la Serie C hasta llegar a la élite, incluso cuando parecía que no había esperanzas para él. La Juve lo sigue de cerca.

El problema que puede tener Magnani es el hecho de que el Sassuolo no juegue en Europa y con vistas a competir en partidos de alto voltaje con la selección, aún le quede grande

Embed from Getty Images

GIANLUCA MANCINI I ATALANTA I 22 AÑOS

Por último, tenemos otro descubrimiento de Gasperini: Gianluca Mancini. La irregular temporada de su equipo puede dar a pensar que ha dado un bajón en su proyección, pero la realidad es que en la remontada que Atalanta está dando -cuatro partidos seguidos ganando- ha sido una de las notas positivas. Sus acciones han dado puntos, incluso repartiendo asistencias y goles. Un central que no se arruga, con un carácter fuerte y de un corte muy necesario al que necesita Italia en cuanto a oficio como central. Ha competido en Europa. Sin embargo, nunca al máximo nivel, y con una trayectoria muy corta por el momento.

Diferentes perfiles, protección y nivel que, por circunstancias diversas, dificultan ver un futuro claro para Italia. Ninguno de los centrales nombrados juega habitualmente la Champions League, y aún menos compite en partidos de alto voltaje habitualmente como para tener la experiencia y temple como para afrontar las fases más avanzadas de un Mundial, exigencia que Italia, pase el tiempo que pase, va a tener que tener siempre presente, ya que es lo que se les pide que deben alcanzar.

Fuente imagen principal: SoyCalcio.com.