Se complica el fichaje de Emerson ‘Royal’ por el Inter

Se complica el fichaje. Es cierto que Emerson ‘Royal’ es la primera opción del Inter si se marcha Hakimi. De hecho, hace unos días, en Milán, tuvo lugar una primera reunión con el agente del futbolista.

Sin embargo, el lateral brasileño, que pertenece al Barcelona desde este verano, es un objetivo difícil de alcanzar para el Inter. Así lo informa Sky Sport Italia. Si el jugador es vendido o cedido en este mercado, el Barcelona deberá pagar al Betis (su ex equipo) la cantidad de 9 millones de euros.

Por lo tanto, debe venderlo por al menos 25 millones (ganando así solo 16 millones de beneficio). Para arrebatárselo al Barça se necesitan al menos 25 millones, y hoy no se puede afrontar dicha operación en ‘Casa Inter’, explica dicho medio.

 

El Milan y el Barcelona negocian por Emerson

El Milan tiene un problema en el lateral derecho, ni Davide Calabria ni Andrea Conti están siendo lo que se esperaba de ellos, y por tanto, ninguno de los dos está contentando a la directiva y afición del equipo milanista. Por ello, el conjunto ‘rossoneri’ ya se ha comenzado a mover en el mercado para tener otro lateral derecho de garantías, y tiene dos nombres encima de la mesa para ello: Emerson Royal, jugador del Betis, y Denzel Dumfries, jugador del PSV.

Pues pese a tantear anteriormente el fichaje del holandés, el ‘Plan A’ parece haberse vuelto ahora mismo el jugador brasileño. No queda clara actualmente la posición contractual del futbolista, tiene contrato con el Betis hasta 2021, el Barcelona le prometió al equipo verdiblanco que no se harían con él y diversas fuentes apuntan que los 6 millones de euros que pagaron los sevillanos en su día, serían el 50% del pase del jugador, es decir, que Emerson pertenece a los culés y a los verdiblancos.

Las negociaciones actualmente, según Mundo Deportivo y Nico Schirà, están siendo un tira y afloja. El Barcelona pidió desde un principio 30 millones de euros por el lateral, después aceptó que aceptarían una oferta de 25 millones de euros, y ahora es el Milan quien de momento no está dispuesto a pagar semejante cifra. Todavía quedan negociaciones por darse pero lo que está claro es que el de Sao Paulo es el objetivo de la directiva de Maldini.