Di Lorenzo medita abandonar el Napoli y desde la Premier le desean

No está siendo la mejor temporada del Napoli. De Laurentiis ha cometido errores en decisiones, como la del entrenador, donde han tenido hasta tres, y eso está desembocando en que no salgan las cosas y en que jugadores claves puedan marcharse. Es el caso de Victor Osimhen o incluso de su capitán, Giovanni Di Lorenzo.

El capitán del Napoli,  Di Lorenzo,  está pensando seriamente en marcharse al final de la temporada. Según informa  Il Mattino’, su puesto se está viendo sacudido por dos llamadas de la Premier League. Manchester United y Aston Villa, de hecho, empezaron a sondear las intenciones del lateral ‘azzurro’ y, sorprendentemente, encontraron la puerta abierta y la voluntad de negociar.

El Manchester United llama a la puerta de Di Lorenzo

Los últimos diez meses de la carrera futbolística de Giovanni Di Lorenzo están siendo prácticamente inmejorables. La temporada pasada se salió en el Empoli, en un sistema en el que los laterales tenían una importancia máxima, el italiano dio un rendimiento muy alto, lo cual provocó que el subcampeón de liga, el Napoli, pagara 8 millones de euros para su fichaje. La dificultad de su titularidad era grande, si que es cierto que Hysaj contaba poco para Ancelotti y se le buscaba salida, pero Carletto contaba mucho con Maksimovic como lateral y con Malcuit. Y pese a esto y al cambio de entrenador, Di Lorenzo ha sido el que más minutos ha disputado esta temporada junto a Callejón, el 96% de los minutos, y muy merecidamente por su alto rendimiento.

Cuando sale un jugador joven, de tal calidad y tan completo, los grandes de Europa se fijan en ellos, y este es el caso de Di Lorenzo. Según Corriere dello Sport, el Manchester United se ha interesado y ha contactado con su entorno para preguntar por su situación. Es cierto que llama la atención que sean los ‘red devils’ quienes con tres laterales en plantilla (Wan-Bissaka, Dalot y Fosu-Mensah) se interesen, pero esto puede ser una puerta abierta para que otros equipos grandes se fijen en él.