Cassano: «Si Icardi no hace gol, no toca nunca el balón… Lautaro es mejor»

Antonio Cassano estuvo ayer en el programa de televisión italiano ‘Tiki Taka’ y opinó sobre uno de los temas del momento. «Icardi es como Inzaghi, si no hace gol, no toca nunca el balón. Yo creo que a Spalletti le gusta más un jugador como Lautaro Martínez. Icardi es un delantero que hace goles y punto, mientras el entrenador prefiere arietes que jueguen con el equipo, como Dzeko, Benzema o Lewandowski. Hay atacantes que marcan goles y también se asocian con los compañeros «, dijo el que es aficcionado del Inter y jugó en los nerazzurri en la temporada 2012-13.

El Inter goleó (0-4) en la vuelta de Icardi, pero ante la Atalanta el resultado ha vuelto a no ser positivo. FantAntonio dejó clara su preferencia para el ataque del equipo. «El Inter juega en 4-2-3-1, lo que supone tener solo un delantero. Icardi no puede jugar con Lautaro. Si dependiese de Spalletti jugaría Lautaro, que tiene más sentido colectivo. Lautaro jugó muy bien cuando tuvo la oportunidad y, hasta por tener solo 21 años, debería jugar porque es el mejor que el otro«, sentenció Cassano.

Fuente imagen principal: Getty Images.

 

Spalletti: «También hemos perdido partidos con Icardi… Las diferencias las marcan Cristiano y Messi»

El Inter perdió (0-1) ante la Lazio en casa, en nuevo partido en el que Mauro Icardi no jugó. Tras el choque, Luciano Spalleti quitó importancia a la ausencia del ariete argentino, garantizando que el éxito de los nerazzurri no depende de su presencia. «No se puede decir que sin Icardi no estaremos en la Champions. Mauro está aquí hace muchos años, ¿cuántas veces fue el Inter a la Champions? Las diferencias las marcan Cristiano Ronaldo y Messi, no Icardi. También hemos perdido partidos con Icardi«, dijo el entrenador de 60 años.

Spalleti comentó también las razones que están llevado a que Icardi no juegue desde 9 de febrero. «Por la forma cómo se comportó, Icardi tiene que estar fuera del equipo. Él hasta está en condiciones de jugar una parte, pero es un tema de vestuario. Dentro de un grupo hay que haber credibilidad, yo tengo credibilidad con mis jugadores desde hace 22 años. La verdadera fuerza de un equipo es la disciplina y la profesionalidad. Me parecen humillantes para los aficcionados del Inter estas negociaciones para convencer a alguien a vestir la camiseta de este club«, dijo el técnico del Inter.

Fuente imagen principal: Getty Images.

Skriniar, el muro de Spalletti

Spalletti lo tenía claro al llegar a Milán. Lo importante era armar una buena defensa, empezar por la base, ya que, de hecho, el Inter no contaba con mal material. El Inter había fichado bien en anteriores temporadas, y en líneas generales contaba con una buena plantilla, pese a sus inexplicables declives. Todo lo que el técnico toscano había traído eran matices para su juego.

Fue entonces cuando tocó buscar un central fiable, joven y que pudiera crecer junto al veterano y curtidísimo Miranda. La Sampdoria de Giampaolo, amigo de Spalletti, contaba con un espigado central eslovaco de 22 años que había disputado el europeo sub21 dejando unas fantásticas sensaciones. Su nombre, Milan Skriniar. No era un desconocido en Italia, puesto que había sido titular indiscutible en el cuadro genovés durante todo el año.

Milan Skriniar no era un desconocido en Italia cuando fichó por el Inter, puesto que había sido titular indiscutible en el cuadro genovés durante todo el año

Durante el encuentro que tuvieron los dos técnicos, Spalletti le preguntó sobre el carácter del jugador. El técnico, más allá del nivel del jugador, quería conocer el lado humano del futbolista. Entiende que una reconstrucción requiere del compromiso de todos y los jugadores son los grandes protagonistas sobre el verde, cuando la táctica pasa a un segundo plano para hacer un ejercicio de oficio y sacar los partidos adelante. Los informes fueron muy positivos.

Las primeras sensaciones fueron buenas. El eslovaco se hizo con un puesto como titular nada más llegar al club demostrando que una entidad como el Inter no le venía grande. Al chaval no le tiembla el pulso, tiene carácter y un saber estar impropio para su edad.

Embed from Getty Images

En su ya segunda temporada en el club, se puede decir que es una realidad más que latente. Ha vivido momentos de todo tipo en una primera campaña llena de situaciones absolutamente adversas y contradictorias, desde estar ocho jornadas seguidas sin ganar, hasta clasificarse para la Champions en la última jornada. Sin embargo, fue siempre de lo más regular del equipo, cometiendo pocos fallos, concentrado en el juego y líder por momentos de un equipo roto, sin argumentos de juego.

Fue siempre de lo más regular del equipo, cometiendo pocos fallos, concentrado en el juego y líder por momentos de un equipo roto, sin argumentos de juego.

Hay que decir que Skriniar es poco estético con el balón. No es un jugador elegante, más bien tosco, pero sí saneado con el balón, más de lo que aparenta. Posee la sangre fría y la tranquilidad para ser él quien inicie jugada, con una capacidad para romper líneas rivales muy valiosa para su equipo, sobre todo cuando les presionan en bloque alto.

Con casi 1,90 metros de altura es un seguro de vida por alto en su área y un dolor de cabeza en la del rival. Un bulldozer infranqueable. A día de hoy con una confianza en sí mismo tremenda, que crece partido a partido y toma galones en una zaga muy arropada por los laterales. Y es que Skriniar es un central muy intuitivo en la anticipación, contundente al cruce, con un robo de balón muy limpio en el 1vs1, atento a las coberturas y bien posicionado, además de tener una zancada que le hace ser más rápido de lo que sus centímetros podrían dar a pensar.

Con casi 1,90 metros de altura es un seguro de vida por alto en su área y un dolor de cabeza en la del rival

Es a día de hoy, el jugador franquicia del club, por detrás de Icardi. Recientemente se ha comparado con Hamsik -su ídolo- a la hora de jurar amor eterno al club neroazzurro. El último hombre, que con el permiso de Handanovic, cuida del castillo de Spalletti.

Fuente imagen principal: Paolo Bruno / Getty Images.

 

Empoli, el trampolín de la Toscana

El fútbol está hecho de ganadores, perdedores y sobre todo de supervivientes. El Empoli ha demostrado a lo largo de su historia que con trabajo e inteligencia, se pueden hacer grandes cosas en el mundo del balompié. El equipo toscano ha sido, sin representar a una ciudad que sea capital de su región, ejemplo para el fútbol italiano en cuanto al descubrimiento de talento. Es por ello, por lo que, a pesar de que las caras de los directivos puedan cambiar, nadie duda de que el Carlo Castellani volverá a asomarse por la Serie A en breves.

Basta con observar cuál es la procedencia de muchos de los futbolistas que hoy brillan en la Serie A para caer en la cuenta de que en el Empoli la dirección deportiva sabe captar los talentos en Italia antes, o casi antes, que nadie. El equipo azzurro, desde Di Natale y Luca Toni a Mario Rui, pasando por Andrea Raggi, Éder, Simone Verdi, Piotr Zielinski, Amauri, Massimo Maccarone  o Elseid Hysaj entre otros, ha demostrado desde mediados de los años 90 que es un equipo que, siendo consciente de sus limitaciones, sabe encontrar el talento mejor y más rápido que muchos de sus rivales y lo trabaja desde la base.  Empoli se ha consolidado durante este tiempo como un lugar ideal para crecer como futbolista y como persona y usar el club como trampolín para alcanzar cotas mayores. No sólo para los futbolistas, sino también para entrenadores como Luciano Spalletti, Maurizio Sarri o Marco Giampaolo, que tras su positivo paso por la entidad, aumentaron su prestigio y se consolidaron en equipos de mayor tradición en el país. ¿Qué tendrá Empoli?

El club ascendió a la Serie A por vez primera en la temporada 1985/86 debido a los problemas en los que se vio sumido el Vicenza, pero tras volver a descender al infrafútbol italiano, se logró ya meter en la dinámica de la Serie A a finales de los 90, con Luciano Spalletti dirigiendo el banquilllo toscano y bajo la presidencia de Fabrizio Corsi, alma máter del proyecto. En la temporada 2006/07, el proyecto alcanzaría la cima al finalizar la Serie A en séptimo lugar y obtener billete europeo a pesar de que la temporada siguiente acabó descendiendo y sin pasar al primera ronda de la Copa de la UEFA ante el Zurich.

Embed from Getty Images

Si el club no ha sido capaz de mantener la categoría en la máxima división del fútbol italiano durante más de tres temporadas consecutivas ha sido sobre todo porque, conscientes del nivel que atesoraban los profesionales que el el club toscano tenía a su disposición, los grandes y poderosos equipos italianos le han arrebatado a sus mejores hombres haciendo imposible al equipo toscano retener a sus estrellas. Pero lejos de derrumbarse cada verano cuando esto ocurre, la entidad ha sabido siempre recomponerse, tocar la cima para que luego se repita la misma historia y volver a caer. Más de un club humilde europeo lo firmaba, y el secreto del éxito es sencillo. Trabajo y capacidades inventiva, reflexiva y de recomposición.

Si el club no ha sido capaz de mantener la categoría en la máxima división del fútbol italiano durante más de tres temporadas consecutivas ha sido sobre todo porque, conscientes del nivel que atesoraban los profesionales que el el club toscano tenía a su disposición, los grandes y poderosos equipos italianos le han arrebatado a sus mejores hombres.

El mejor ejemplo lo encontramos este verano, cuando tras el descenso, el club ha decidido recomponer su proyecto firmando a Andrea Innocenti y Luca Cecconi para dirigir las categorías inferiores y reemplazando la ausencia de Marcello Carli (uno de los mayores responsables del éxito de este humilde club) por Andrea Butti y promocionando por tanto a Pietro Accardi, mano derecha de Carli durante los últimos años. Innocenti, Cecconi, Accardi tienen todos un denominador común. Conocen el club ya sea desde el rol de jugador o desde el de directivo, todos han trabajado para la entidad en un pasado reciente. Por otra parte, Butti, que dirige el proyecto bajo la tutela de Corsi, formó parte de la directiva del Inter vencedor del triplete y ha también formado parte del Mónaco y del Wolverhampton, por lo que se trata de un hombre de fútbol que aporta una visión algo más global.

Embed from Getty Images

El club tras el descenso se ha reconstruido por completo para volver lo más pronto posible a la élite del fútbol italiano y poca duda hay de que algunos de los jugadores que hay en la plantilla actual a las órdenes de Aurelio Andreazzoli, muchos con experiencia en la Serie A, y otros muchos jóvenes que empujan desde atrás, pronto serán los próximos nombres de la factoría Empoli en brillar con otras camisetas.

Definitivamente, el trabajo desde las bases y una ingeniosa dirección deportiva capaz de encontrar diamantes en bruto donde sólo hay piedras y habilidoso a la hora de conseguir grandes cesiones, han sido las claves de este Empoli generador de talento que ha servido, y que nadie dude de que seguirá sirviendo, de trampolín para auténticas estrellas del fútbol italiano a pesar de que el futuro más inmediato pasa por el ascenso y la consiguiente vuelta a la máxima categoría del balompié transalpino.

En el siguiente cuadro, detallamos cuáles han sido los principales futbolistas que han militado en el club desde el ascenso de la temporada 1996/97, a qué club se marcharon, en qué temporada y dónde están ahora.

Alessandro Birindelli Juventus 1997/98 Retirado
Luca Toni Fiorenzuola–> Roma 1997/98 Retirado
Marco Marchionni Parma 2001/02 Carrarese
Massimo Maccarone Middlesbrough 2002/03 Brisbane Roar
Mark Bresciano Parma 2002/03 Retirado
Amauri Chievo Verona 2003/04 New York Cosmos
Antonio Di Natale Udinese 2004/05 Retirado
Tomasso Rocchi Lazio 2004/05 Retirado
Francesco Tavano Valencia 2006/07 Carrarese
Éder Frosinone 2007/08 Inter de Milán
Sergio Almirón Juventus 2007/08 Retirado
Stefano Lucchini Sampdoria 2007/08 Retirado
Andrea Raggi Palermo 2008/09 Mónaco
Luca Antonini Milan 2008/09 Retirado
Éder Brescia 2010/11 Inter de Milán
Jasmin Handanovic Maribor 2011/12 Maribor
Diego Fabbrini Udinese 2011/12 Real Oviedo
Riccardo Saponara Milan 2013/14 Fiorentina
Daniele Rugani Juventus 2014/15 Juventus
Mirko Valdifiori Napoli 2015/16 Torino
Elseid Hysaj Napoli 2015/16 Napoli
Federico Barba Stuttgart 2015/16 Real Sporting
Lorenzo Tonelli Napoli 2016/17 Napoli
Mario Rui Roma 2016/17 Napoli
Alberto Gilardino Pescara 2016/17 Spezia Calcio
Vincent Laurini Fiorentina 2017/18 Fiorentina
Manuel Pucciarelli Chievo 2017/18 Chievo
Omar El Kaddouri PAOK 2017/18 PAOK

Además también jugaron cedidos en el club:

Maxwell, Borriello, Rugani, Marchisio, Abate, Giovinco, Roberto Soriano, Leonardo Spinazzola, Vasco Regini, Simone Verdi, Mario Rui, Matias Vecino, Luigi Sepe, Piotr Zielinski, Marko Livaja, Leandro Paredes, Lorenzo Ariaudo, Lukasz Skorupski, Guido Marilungo.

Fuente imagen principal: Agencias.