El Inter ya trabaja en renovar a Nicolò Barella

Está claro. Nicolò Barella ha sido uno de los jugadores más constantes desde que llegó el pasado curso al Inter de Milán. Y ahora, tras un gran partido ante el Real Madrid en Champions League, es cada vez más conocido lejos de las fronteras italianas. El internacional absoluto con Mancini y ex del Cagliari quiere seguir en el Inter, y el club nerazzurri quiere continuar con él. Por eso, según ‘Inter News’, ya se trabaja en su renovación.

Según dicho medio, fueron muchos los equipos que siguieron al ex futbolista del Cagliari antes de llegar al Giuseppe Meazza. Desde los grandes clubes ingleses (Liverpool, Manchester United y Arsenal) hasta los españoles, en particular el Barcelona y el Atlético de Madrid. Un elemento clave del Inter de Antonio Conte y un pilar de la selección nacional de Roberto Mancini con solo 23 años, con márgenes de crecimiento aún muy altos.

Es por eso que el Inter ya está trabajando para asegurarlo aún más con la extensión del contrato hasta 2025. Barella actualmente gana 2.5 millones netos por temporada más bonus. El aumento podría llevarlo a unos 4 millones de euros netos por curso. Premio sin duda merecido para aquel que había llegado a Milán como un joven talento y hoy es uno de los mejores centrocampistas de Europa.

Según publica ‘Inter News’, Barella sueña con ganar con el Inter y escribir la historia del club nerazzurri. Se enamoró del fútbol gracias a los equipos de Mancini y José Mourimho, esperando algún día emular las gestas del ídolo Dejan Stankovic.

 

Moratti: «El Inter tiene que mantener a Lautaro Martínez»

El legendario Massimo Moratti, ex propietario del Inter de Milán, pasó por los micrófonos de ‘Domenica Sportiva’ para repasar la actualidad del cuadro nerazzurri.

Mantener a Lautaro e Icardi. «Creo que sería bueno para el Inter mantener a Lautaro porque tiene un gran potencial y aún no lo hemos visto por completo, por lo que también existe una gran curiosidad por ver cómo se desarrolla y en lo que se convertirá. Tiene mucho talento, y soñamos con todo lo que pueda hacer cerca de Lukaku. Pero no sé cuán fácil sería si el interés de los grandes clubes fuera cierto. En lo que respecta a Icardi, supongo que es algo terminado para Inter, será el PSG quien decidirá si se lo queda».

¿Este Inter puede aspirar al triplete? «Es un equipo muy diferente al nuestro, pero creo que es un buen equipo. El ataque es excelente si Lautaro se mantiene, la defensa es excelente, el problema en el mejor de los casos podría ser un lateral izquierdo… El centro del campo es bueno si los dos italianos, Sensi y Barella, continúan, en ese caso podríamos comenzar a tener esperanzas más concretas. Eriksen es un gran centrocampista, pero hasta ahora no ha podido demostrarlo».

 

La Juventus se retira de la pelea por Barella: los motivos

Nicolò Barella está preparado para dar el salto. Con 22 años y capitán del Cagliari, parece que esta puede ser su última temporada en Cerdeña y es que son varios los equipos interesados en hacerse con los servicios de un jugador ya fijo en las convocatorias de Mancini con la Azzurra. En Italia, sobre todo Napoli y Juventus eran los más interesados, pero según se puede leer hoy en ‘Tuttosport’ desde Turín han decidido retirarse de la pelea por el centrocampista italiano.

Según el citado medio, en el norte de Italia entienden que los 50 millones que exige el Cagliari por Barella son demasiados. Esto unido al fichaje de Aaron Ramsey para la próxima temporada hacen que la Juventus no necesite hacer semejante desembolso para una medular ya bien cubierta. De este modo, el Napoli y varios clubes ingleses, entre ellos el Arsenal, restan en la pelea por el joven jugador sardo.

Fuente imagen principal: Getty Images.

Barella: «Lo doy todo en el campo, pero tengo que marcar más goles»

Nicolò Barella con apenas 22 años ya es capitán del Cagliari y cuenta con más de 100 partidos en Serie A. El joven de Cerdeña comienza a ser uno de los fijos de Mancini en la selección italiana y hoy en la concentración en Coverciano, previa al partido frente a Finlandia, Barella ha hablado sobre la actualidad de la Azzurra y sobre su juego dentro del campo, entre otras cosas.

«Soy un jugador que lo da todo en el campo. Me pusieron la etiqueta de «sucio» por las muchas amarillas que recibo, pero la verdad es que el dar el máximo siempre me lleva a cometer alguna que otra infracción. En el Cagliari estoy jugando más adelante, hago de trequartista y debería marcar algún gol más que otro: el año pasado hice siete, este año solo uno» confiesa Nicolò. Sobre el rival que enfrentará a Italia el próximo sábado, Barella demuestra mucho respeto: «Finlandia es un equipo compacto Y fuerte a balón parado. Esperarán a que cometamos errores y tendremos que tener cuidado».

Para Barella, si Gigi Riva es un ídolo, «un espejo en el que mirarse para todos los chicos de Cagliari» y Luka Modric es el jugador perfecto, «es fantástico, me gustaría tener todo lo que tiene él» también hay elogios para Radja Nainggolan: «Para mí es uno de los tres mediocampistas más fuertes de la Serie A». El joven de Cagliari no ha dudado en elogiar también a sus compañeros en el centro del campo de la Azzurra.Jorginho y Verratti son dos grandes campeones, jugar con ellos solo son que ventajas. En la selección trabajo más entre líneas. Jorginho tiene la capacidad de ver treinta segundos antes la jugada y Verratti es increíble: no se le puede quitar el balón de sus pies, tiene una inteligencia increíble para jugar» sentenció.

Fuente imagen principal: Getty Images.

 

Barella con Rolando Maran

Nicolò Barella (7/02/1997, Cagliari) es otra de las perlas sin acabar de pulir que tiene Italia. Sin los contextos adecuados, posiblemente algunas de esas perlas no acaben de explotar del todo, ni puedan brillar todo lo que su núcleo aspira, algo que le ocurrió en cierto modo la campaña pasada a Barella con Diego López. El uruguayo apostaba por un juego directo, en busca de la cabeza o el pecho de Pavoletti y a partir de ahí ganar duelos y generar ventajas a la máxima altura posible del campo rival, un contexto de juego que no acababa de favorecer a un Barella que realmente intervenía poco en el juego por el poco tiempo que el balón pasaba en el suelo.

El problema fue que hubo cualidades de Barella que no se podían ver con tanta asiduidad como podría gustar, y es que el hecho de que existiera poco la búsqueda del pase entre líneas y se premiara el balón largo, con pocos toques, penalizó al joven futbolista sardo, dado que su presencia en la creación se limitaba bastante, al igual que su participación en el juego, donde acabó siendo más reconocible por sus tareas de recuperación, de dar el pase de seguridad en el inicio de la transición rápida o de sumar su llegada desde atrás, que por su capacidad de generar juego, asociarse y participar, por el poco tráfico de balón que había por la medular. Sin embargo no todo fue malo, y es que gracias a esto mejoró mucho en su capacidad de cazar balones muertos y posicionarse en el verde.

Ya de la mano de Rolando Maran, la situación cambia. El contexto es mucho más favorable, pasan más balones por el suelo y tiene mucho más protagonismo para explotar su enorme talento

Ya de la mano de Rolando Maran, la situación cambia. El contexto es mucho más favorable, pasan más balones por el suelo y tiene mucho más protagonismo para explotar su enorme talento. Ahora tiene la posibilidad como interior, -pero con responsabilidades en la construcción-, de bajar a recibir, distribuir y abarcar más zonas del campo en las que participar, moverse entre líneas y pisar zona de ¾ con sus habituales llegadas. La incorporación de Lucas Castro le ha ayudado a poder encontrar un compañero que se mueva sin balón, que con él conduzca y divida el campo. Con Bradaric, un pivote en el que apoyarse y jugar en pocos toques. La clave del equipo es clara, estirarse, encontrar espacios por dentro cuando sea posible sin machacar en exceso el juego, generar densidad ahí y ante todo, amplitud y profundidad con laterales muy largos ante la ausencia de extremos. Mucha búsqueda del espacio por fuera para encontrar hombres que lleguen de segunda línea, y obviamente a Leonardo Pavoletti en el área.

Embed from Getty Images

Sin embargo, Barella ya ha demostrado no arrugarse ante nadie. Tiene un carácter bastante tangible y volcánico. Es por ello que en su corta trayectoria en Serie A, donde suma 69 partidos, ha visto 25 tarjetas amarillas y haya sufrido dos expulsiones. Un jugador con mucha capacidad creativa, pero también con mucha personalidad –es capitán a sus 21 años-, tanto para crecerse en el campo, como para bajarse al barro. Su salto a un equipo de más nivel no parece lejano, ya que por competitividad, nivel y sacrificio defensivo –dónde es un recuperador muy aprovechable- le acercan cada vez más a las altas esferas de la tabla.

En clave Italia, Mancini ya le ha convocado para ir con la selección italiana, por donde ha pasado por todas sus categorías inferiores

En clave Italia, Mancini ya le ha convocado para ir con la selección italiana, por donde ha pasado por todas sus categorías inferiores. En aspectos creativos, casa bastante bien con la propuesta del seleccionador azzurro de tener jugadores con capacidad de lanzar transiciones rápidas y, además, ser aseados en tareas defensivas. Si los contextos le siguen favoreciendo, Barella es un nombre a apuntar de cara a la próxima Eurocopa y a tener muy en cuenta para el próximo mundial.

Fuente imagen principal: Getty Images.