Di Francesco: «Todavía me acuerdo del descontento de la semifinal que perdimos contra el Liverpool»

Eusebio Di Francesco es el entrenador que más lejos ha llevado a la Roma en Europa en las últimas temporadas, y eso que lo hizo de la forma menos esperada. No tenía un equipo que le mirara de tú a tú a la Juventus de Turín, pero sí que convirtió eso contra el Barcelona haciendo una vuelta en el Olímpico perfecta, y estuvo cerca de repetir la historia contra el Liverpool, quien finalmente acabó pasando a la final contra el Real Madrid. Ahora el técnico sin tener un equipo al que dirigir analiza en Corriere dello Sport, a qué se está dedicando en el paro, qué hizo mal en la Roma y cuenta cómo fue su despido.

Primero repasó lo que está haciendo actualmente: «Me he dedicado a la lectura, a la psicología, he estudiado temas relacionados con mi trabajo. Hice algunos discursos con clubes de fútbol juvenil a través de una conferencia telefónica. Tenía planes de ir a ver partidos y evaluar jugadores, tanto en Italia como en el extranjero. Seguí el fútbol en general, especialmente el relacionado con mis ideas. Seguí a Roma, Samp, a mi hijo Federico, y también fui a visitar a mi sobrino. Pero cuando fui a ver a la SPAL, perdió dos veces y luego pensé que era mejor no dejarme volver a verme».

Eusebio siguió hablando del momento en el que le despidieron como entrenador de la Roma: «El fútbol es así, vinculado a episodios: el despido fue un conjunto de situaciones más allá de los resultados. Hubo cierto descontento que nos llevó a ese fin. Fue un momento especial, habíamos perdido el derbi». Y continuó sobre el derbi: «De cuatro derbis he ganado dos y solo he perdí ese. En Oporto tuvimos mala suerte por el arbitraje. Nos merecíamos los cuartos de final. El año anterior, llegamos a la semifinal. En Europa hemos hecho nuestro mejor esfuerzo. El descontento de la derrota en Liverpool permanece, en condiciones particulares. Luego, en el Olimpico, marcamos goles solos, la expulsión de El Shaarawy, el rescate en la línea…».

Para entender todo esto, Di Francesco volvió más al pasado aún: «Se tomaron decisiones incorrectas, comenzando por las que más me arrepiento, la partida de Strootman y Nainggolan. Strootman es un jugador extraordinario, con su partida perdimos personalidad y le pagamos en continuidad de resultados. Lamento no haber insistido en que se quedara, apoyé su decisión. Los resultados fluctuantes del segundo año no estuvieron en el primero, a pesar del caos con el mercado de enero, es que Dzeko  estuvo  a punto de ir a Chelsea. Se esperaba gente joven, tuve que revisar el sistema de juego para adaptarlo a las características de ciertos jugadores. Ünder ha tenido que madurar, Kluivert se tomó su tiempo. Y entonces llegó Zaniolo. Todos me decían que era un chico complicado, pero no tuve ningún problema con él».

Y finalizó contestando a la pregunta de si se le revelaron los futbolistas: «Siempre dieron lo mejor de sí, hubo momentos en que no era bueno meterme en su cabeza. Se han dicho muchas cosas malas. Incluso cuando la compañía decidió enviarme lejos, algunos jugadores hicieron todo lo posible para que Pallotta cambiara de opinión, quien tomó la decisión. Me sentí con el presidente unos días después del despido, sus palabras me complacieron».

«Pallotta quiere a Mourinho como el símbolo de un nuevo proyecto en Roma»

¿Es real la posibilidad de volver a ver a José Mourinho en la Serie A? Según ‘Corriere dello Sport’, sí. Ya sonó para el Inter de Milán, donde hay discrepancias entre Suning -es su preferido- y Beppe Marotta -que opta por Antonio Conte-, y esas dudas podría aprovecharlas la Roma.

Informa el medio italiano, haciéndose eco del medio francés ‘Telefoot’ que James Pallotta, dueño de la Roma, tiene a Mourinho en mente con la idea de «levantar un nuevo proyecto deportivo» en torno al técnico luso. Sin embargo, todo dependerá de si clasifican o no para la próxima Champions League.

 

Pallotta: «Monchi tenía control total y esta claro que no ha funcionado»

Monchi no ha salido bien de la Roma. El español dimitió como Director Deportivo del club italiano tras la destitución de Di Francesco y no han tardado en llegar los cruces de declaraciones. Primero fue el español, que comentó en su rueda de prensa de presentación como, de nuevo, Director Deportivo del Sevilla, que «los dos años que he vivido en Roma no los cambio. Volvería a firmar sabiendo lo que ha pasado, pero cometí un error de novato y habría necesitado conocer mejor la situación del club. Igual no me arrepiento de nada porque me ha servido para crecer a nivel personal y profesional«, declaraba.

Hoy, el dueño de la Roma, James Pallotta, ha cargado contra el que hasta hace escasos días fuera su Director Deportivo a través de un comunicado publicado en la web del equipo romano: «Me han sorprendido las declaraciones de Monchi cuando afirmó que queríamos afrontar caminos diferentes», empieza. «Me agrada saber que no quería fracasar en la Roma, pero quiero aclarar algunas cosas. Desde el primer momento he sido muy claro sobre la dirección que debíamos tomar y por ello hemos gastado mucho dinero para que Monchi trabajara con nosotros. Le he dicho enseguida que querría entrenadores de primer nivel, preparadores de primer nivel, un staff médico de primer nivel y un scouting de primer nivel. Una organización de primer nivel. Le he dado a Monchi las llaves para dar vida a todo esto. Le he dado el pleno control para firmar al entrenador que quisiera, para agregar a todos los colaboradores y preparadores que necesitara y para firmar los jugadores que deseara. Mirando los resultados, está claro que no ha funcionado«, añade.

Además, culpa a Monchi de no «tener un plan B» y no ser capaz de reaccionar ante la crisis de resultados: «En noviembre, cuando nuestra temporada iba de mal en peor y todos notaban cómo el entrenador tenía problemas para lograr una reacción de los jugadores pedí a Monchi un plan B a ejecutar en el caso de que todo empeorara. Pese a ser el único responsable del área deportiva de la Roma, no tenía un ‘plan B’. Esto sucedía en noviembre, me explicó que su plan B era continuar con su misma estrategia, el plan A. Cuando escucho entrevistas en las que sostiene que la propiedad estaba tomando una dirección diferente a la suya y que éste es el motivo de su marcha, me pregunto qué podría haber hecho Monchi de diferente. Me pidió que confiara en él y le he dejado hacer a su manera. Le hemos dado el pleno control y ahora tenemos más lesionados que nunca y estamos expuestos a quedar fuera de los primeros tres del campeonato por primera vez desde 2014«.

Fuente imagen principal: AS Roma.