Paolo Valeri, árbitro del Fiorentina-Inter, podría no arbitrar más en 2022

La jornada en la Serie A ha vivido varias polémicas arbitrales. Una de las peores fue la polémica del Fiorentina-Inter, y es que en el penalti que marcó Arthur Cabral para poner el 1-2 en el marcador por una falta de Dimarco sobre Bonaventura, tuvo que ser expulsado el carrilero del Inter por clavarle los tacos en la rodilla al ex del Milan.

Por ello, se aceptó el error por parte de la AIA (Asociación Italiana de Árbitros), que Dimarco tendría que haber sido expulsado, y ahora reaccionan mandando a la nevera a Paolo Valeri. Cuenta ‘La Gazzetta dello Sport‘ que le podrían sancionar dos encuentros sin arbitrar, dos partidos que le quedaban en la primera semana de noviembre, y no volvería a arbitrar en Italia hasta 2023. Sí estará en el VAR del Leipzig-Real Madrid con Orsato como árbitro de campo.