Antes que Tchouameni, el objetivo del Real Madrid era Tonali

El Real Madrid tiene prácticamente cerrado el fichaje de Tchouameni por una cifra cercana a los ochenta millones de euros que con variables podría superar los cien millones según diversas fuentes como ‘El Chiringuito‘, ‘MARCA‘ o ‘Fabrizio Romano‘. Sin embargo, ¿era la primera opción del Real Madrid desde el primer momento?

Pues según Santi Aouna, periodista de ‘Footmercato‘, no. El Real Madrid tuvo reuniones en el pasado mes de mayo por un campeón de liga como ha sido Sandro Tonali con el Milan. El pivote ha hecho una temporada impresionante, ha sido nombrado uno de los mejores jugadores de la Serie A esta temporada, siempre por detrás del ‘MVP’ Rafael Leao, y ha marcado goles muy importantes como ante la Lazio o el Verona.

Aún así, se antojaría muy difícil la marcha de Tonali del Milan. El jugador italiano ha aceptado siempre que es aficionado del Milan, era canterano, se bajó el sueldo para llegar a los ‘rossoneri’ y el Milan lo va a blindar muy pronto con un nuevo contrato que llevará en su interior un ajuste económico al alza como premio por bajarse el sueldo en su día para llegar al lado rojo de San Siro.

Los nombres que maneja la Juventus: Witsel o Tchouameni

Operación entrada en Turín. La Juventus busca reforzar el centro del campo de cara al mercado de enero. Encontrar un aliado para Locatelli, vaya. El post Pjanic en Turín se prolonga con efectos no muy emocionantes: Arthur acaba de regresar de una cirugía en su pierna derecha, y está en dificultades. Así como Ramsey, quien a pesar de ser apreciado por Allegri no encuentra continuidad de condición física y podría salir en enero. Tampoco Rabiot parece responder mejor a las solicitudes del entrenador, quien también está confiando en él. Él y Ramsey están en su tercera temporada en Turín, donde llegaron con una transferencia gratuita, por lo que una venta traería una ganancia de capital y una plusvalía.

Es por eso que la Juve puede seguir la política usada hasta la fecha, explica Sky Sport Italia: un ahorro en la plantilla haciendo venas o dejando salir jugadores podría provocar una serie de fichajes. Los dos centrocampistas antes mecionados (Rabiot y Ramsey) pesan sobre el presupuesto 30 millones de euros brutos por temporada. Los contratos vencen para ambos en 2023. Una venta doble liberaría recursos para invertir en el mediocampo.

En cuanto a los nombres que gustan en Turín: Witsel tiene los mismos parámetros de coste, y se lanzará en junio como agente libre. A Allegri le gusta mucho y no se puede descartar un intento con el Dortmund en enero si hay un lugar disponible en el equipo. El camino que lleva al francés Tchouameni, de 21 años , vinculado al Monaco hasta 2024, es diferente. Se trata de un talento que enloquece a media Europa, sobre él también está el Real Madrid, entre otros… Pero para pensar en operaciones de este tipo, la Juventus primero debe mejorar en el aspecto económico y hacer caja con algunas ventas.

 

La Juventus vigila de cerca a Tchouameni

La Juventus de Turín buscó varios centrocampistas en el pasado mercado de fichajes. El favorito para Max Allegri era Axel Witsel, fichaje que intentarán en los próximos meses, la directiva tenía claro fichar a Manuel Locatelli y, dentro de la lista que tiene el club para fichar, Tchouameni es quien la lidera.

El centrocampista monegasco está a un nivel muy alto en el Monaco, parecía necesario para el 3-4-3 de Deschamps con Francia y en la final de la Nations ante España lo demostró. Por ello, el club juventino, que le vigila desde hace tiempo, podría lanzarse a por él en enero o en verano. Gusta, quieren que mejore el centro del campo junto a Locatelli y, según La Gazzetta dello Sport, la primera ofensiva podría llegar pronto.