El futuro del Milan sigue siendo una incógnita por el rumbo inesperado que da cada mes su directiva. Eso sí, los milanistas tuvieron claro desde hace unas semanas que Giacomo Bonaventura no seguirá como jugador ‘rossonero’. El sueldo de dos millones de euros por temporada que cobra el jugador, la nueva estrategia del club de no tener jugadores mayores de 30 años en sus filas -Ibrahimovic es una excepción-, las lesiones del italiano y las diferencias a la hora de negociar la renovación, han sido los motivos por los que Jack quedará libre el 30 de junio y podrá fichar por cualquier club.

Ahora queda ver cuál es el destino que tendrá Bonaventura. Para ello ya tiene cuatro equipos muy interesados en su llegada. El primero es el Napoli, Bonaventura fue importante con Gattuso en el poco tiempo que estuvo sin lesión y podrían reencontrarse -parece la opción más viable-, después está la Lazio, quien busca fondo de armario, también una Roma que se ha visto muy tocada en el centro del campo por las lesiones, y por último la Fiorentina, los cuales están intentando hacer un gran proyecto con Rocco Commisso al frente.