Este jueves se produjo la reunión clave entre el Gobierno, la FIGC y la Serie A en la que definieron la vuelta del fútbol italiano. Hicieron oficial que la Serie A volverá el próximo 20 de junio, pero la Serie A quiere que haya un aperitivo antes de la vuelta de gran magnitud. Y esa es la Coppa Italia, que la vuelta de las semifinales se jueguen el 13 y el 14 de junio y que la final se dispute el día 17, tres días antes de que vuelva la liga.

Pues esa decisión no gustaría nada a los grandes del fútbol italiano, la acumulación de partidos cada tres días es algo que alarma mucho a los clubes, por ello, Juventus, Inter y Milan han mostrado su indignación según La Gazzetta dello Sport. El Milan a través de Scaroni alzó la voz: «Comienzo cuestionable», pero es que el Inter ha amenazado con disputar la vuelta con el equipo Primavera, es decir, con jugadores Sub-23 de la cantera.