El Inter confía en pasar a la siguiente ronda de la Champions. Y su hinchada, también. Se espera un Meazza (o San Siro) lleno hasta la bandera. El agónico 3-3 del Camp Nou ante el Barcelona abre la posibilidad de que el Inter se clasifique para los octavos de final de la Champions League… ya en la jornada cinco, jugando de local. Para ello, los nerazzurri deben ganar a los checos del Viktoria Plzen, el equipo más asequible del grupo.

La cita es para el miércoles 26 de octubre a las 18:45 horas, antes de que inicie el partido en el Camp Nou entre Barcelona y Bayern. Con una victoria local, los de Inzaghi estarán clasificados independientemente del resultado del Barcelona-Bayern de las 21:00h. 

Como explican los periodistas italianos, ya se han vendido más de 60.000 entradas y se espera un lleno (rondaría los 75.000 espectadores el aforo completo en el Meazza) para el 26 de octubre, pese a que el horario interrumpa alguna que otra jornada laboral en el norte de Italia.

Las entradas, además, se han puesto a la venta con precios accesibles y promociones especiales para menores de 16 años o menores de 30. Excluyendo la zona más cara del estadio (159 euros), el resto de precios invitan al hincha a estar presente en ese partido: 65 euros la más cara; 20, la más barata (con promoción para los más jóvenes).