Noticias desde Italia. La Gazzetta dello Sport afirma que Aleksander Ceferin está ‘irritado’ por la dirección de la Juventus, que aún no considera abandonar la Superliga, arriesgándose a una larga suspensión de las competiciones europeas. Los Bianconeri están bajo presión en casa y en suelo europeo, ya que recientemente recibieron una sanción de 10 puntos por irregularidades financieras. Un nuevo juicio de la FIGC está en curso y podría dar lugar a una nueva sanción (a partir del 15 de junio), pero la UEFA también está analizando el caso.

Según Gazzetta, el organismo rector del fútbol europeo puede finalizar su investigación en junio y la posible sanción para la Juventus podría ser más suave si la nueva dirección abandona la Superliga. Sin embargo, los nuevos directivos de la Juve aún no han discutido el asunto con la UEFA, lo que provocó la sorpresa e irritación del presidente Ceferin. Espera un cambio tras la salida de Agnelli y el resto de directivos de la antigua junta.

La Juventus todavía está formalmente involucrada en la Superliga junto con Barcelona y Real Madrid. No obstante, el presidente azulgrana, Joan Laporta, ha abierto un diálogo con la UEFA tras el escándalo del Caso Negreira, mientras que la Juventus aún no se ha puesto en contacto con Ceferin. Según el informe, la Juventus podría recibir una prohibición europea extendida si no abandona formalmente la Superliga. Los de Turín ya están en problemas porque llegaron a un acuerdo con la UEFA por incumplimiento de la FFP, pagando una multa de 3,5 millones de euros en lugar de 19 millones de euros.

Sin embargo, el acuerdo se basó en los balances del club que han sido investigados por la Fiscalía de Turín, la FIGC y la UEFA, por lo que si se alteran las cifras ‘reales’ de sus estados financieros, la Juventus puede ser declarada culpable de infringir las reglas. La única forma de suavizar la sanción sería hablar con la UEFA y abandonar la Superliga.