Gian Piero Gasperini anuncia que sigue en la Atalanta

La Atalanta de Bérgamo tenía 10 días importantísimos de cara a la historia y de cara a su futuro. Podían ganar dos títulos, cuando solo tenían uno en toda su historia, una Coppa Italia en 1963, y después se iba a decidir el futuro de Gian Piero Gasperini, que estaba en duda porque el Napoli le quería a toda costa.

No comenzó bien la cosa con la derrota en la final de la Coppa Italia contra la Juventus ante un Vlahovic estelar, pero esta semana, en el post de esa final, sí que ha sido perfecta para los de Bérgamo.

Porque vencieron al Bayer Leverkusen en la final de la Europa League consiguiendo así el primer título europeo de toda su historia, y porque, tras el Atalanta 3-0 Torino, ha anunciado Gian Piero Gasperini que sigue en Bérgamo.

Así lo ha hecho en ‘Sky Sport Italia‘: «De Laurentiis [Napoli] desde hace años me aprecia, y es un placer. Pero yo soy un entrenador ligado a la Atalanta y lo seré todavía«.

Y ha explicado así en ‘DAZN Italia‘ esas «dudas» que ha tenido: «El club y yo nos tenemos un aprecio mutuo. Es normal que hablemos sobre temas técnicos«.

Gasperini, tras ganar la Europa League, deja su futuro en el aire

La Atalanta ha hecho historia. El gran proyecto del fútbol italiano de los últimos ocho años, por pasar de pelear por el descenso a ganar un título, ha cerrado este curso alzándose con la Europa League. Es el premio al trabajo realizado.

Los bergamascos ya se habían clasificado para la próxima Champions League vía liga, pero por si acaso también lo han hecho a través de vencer la Serie A. Algo que va a condicionar el futuro de muchos jugadores, que recibirán la tentación de otros clubes, y el futuro de Gian Piero Gasperini.

Sí, porque el gran hacedor de este proyecto puede irse. Hasta él ha dejado la puerta abierta ante una reunión que se va a producir en los próximos días. Esto dijo en ‘Sky Sport Italia‘: «No es una situación fácil, es como si tienes en casa una mujer e hijos y te encuentras a una chica guapísima…«.

Y algunos se preguntan, ¿quién es la chica guapísima? Todos los rumores hacen indicar que es el Napoli de Aurelio De Laurentiis. Gasperini es la gran obsesión del presidente de los partenopeos y sueña con él.  De hecho, ha paralizado contactos con De Zerbi y Conte por él. Así que veremos qué decide.

Polémica entre ex jugadores de la Atalanta por Gasperini

La Atalanta de Bérgamo ha sido uno de los equipos más divertidos y más sorprendentes de la última década en Italia. Todo por el juego ofensivo y dinámico de un exigente Gian Piero Gasperini, quien obró lo que hace años habría parecido un milagro.

Sin embargo, todo no es un camino de rosas en la Atalanta. Ya ha ocurrido en el pasado, pero Joakim Maehle en una reciente entrevista y Merih Demiral, que ha adelantado que va a hablar pronto, han criticado al técnico y a sus métodos.

Esto decía el danés sobre Gasperini: «No había libertad en Atalanta, no teníamos tiempo para disfrutar de nuestro tiempo libre y el entrenador siempre quería entrenar por la tarde. Pasé muchos días y muchas horas en el polideportivo. Había un enfoque casi dictatorial por parte de Gasperini, él decidía todo. Si se planeaba un doble entrenamiento, no podíamos ir a casa a dormir, pero teníamos que quedarnos en la estructura».

Y añadió: «No te sientes una persona, eres un número y no tienes ninguna relación con el entrenador. Te puede atormentar por cosas extrañas. Por ejemplo, no quería que llevara a Hojlund conmigo en el coche. Fue un poco de gestión basada en el miedo».

Demiral respondió a la entrevista con un «todo verdad». A lo que han salido al paso Kulusevski y Okoli, el primero actual jugador del Tottenham y el segundo cedido por la Atalanta en el Frosinone, defendiendo al técnico.

Gasperini antes del Atalanta-Leipzig: «Está todo en un 50-50»

La Atalanta y el Leipzig se citan en el Gewiss Stadium para la vuelta tras el 1-1 en territorio alemán. Lo harán para unos segundos noventa minutos que seguro que serán de espectáculo, como en la ida. Porque el resultado se quedó muy corto, pudo ganar cualquiera, pudieron haber muchos más goles y queda por delante una vuelta que estimula a cualquier aficionado del fútbol.

Gian Piero Gasperini analizó el partido en la rueda de prensa previa y dejó claro lo que quiere su equipo: «El Leipzig es un rival peligroso. Los dos tenemos que ganar, mañana tiene que salir un ganador, no sé si en 90 minutos o en 120 minutos». Y siguió en ‘Sky Sport’: «No creo que sea el partido más delicado de mi gestión. En este momento de la temporada cada partido es delicado. Queremos jugar y pasar, una semifinal que sería muy prestigiosa«.

Respecto a los jugadores disponibles, Gasperini puso al día: «Toloi no es recuperable, Djimsiti y Freuler veremos«. Y sobre los porcentajes de la eliminatoria: «Todavía digo 50-50 por lo que vi, en la ida pudimos ganar, pero también el Leipzig. Los porcentajes siguen siendo los mismos, mañana tendremos una gran ilusión a nuestras espaldas”.

Gasperini: «¿Superliga? Corríamos el riesgo de no volver a jugar más»

La Superliga ha sido el tema más hablado durante la semana en todo el panorama del fútbol europeo. El proyecto dirigido por Florentino Pérez y Andrea Agnelli quería que los equipos más poderosos de cada una de las cinco grandes ligas jugaran una competición para entretener más al público general. Algo que no ha cuajado porque el público también quiere historias de superación, como la que protagoniza la Atalanta de Gian Piero Gasperini, equipo que sorprende cada año colándose en competición europea.

Por ello, Gian Piero Gasperini, técnico de la Atalanta, ha dado una opinión dura contra la Superliga: “El primer año que se nos fueron muchos jugadores, otros clubes les ofrecieron diez veces más dinero. Era la historia de la Atalanta, entonces el objetivo también cambió aquí. Los presupuestos son ley para la familia Percassi, nunca podrán comprar un jugador por cincuenta millones ni concretar determinados contratos. El Bayern también ganó todo el año pasado con sus balances en su lugar. Con la Superliga corríamos el riesgo de no jugar más, estábamos todos en casa o en la Serie B para conservar a doce clubes. Incluso la Copa de Italia no habría servido de nada. El fútbol es seguido y amado en todo el mundo, un equipo pequeño debe poder jugar con los grandes. Luego pasa que nosotros jugamos en bicicleta y los demás en Ferrari”.